¡No todo es violencia! Hay banda sinaloense de superhéroes para niños
Contextos

Reportero egresado de la UNAM. Antes Forbes y La-Lista. Derechos humanos, cultura, perspectiva de género y de todo un poco. Al frente de Revista Danzoneros. Twitter: @arturoordaz_

¡No todo es violencia! Hay banda sinaloense de superhéroes para niños
Foto: Facebook SuperBand Hermosillo

Los ojos del pequeño niño se quedaron hipnotizados al ver que Spiderman y Batman tocaban la trompeta. Mientras el menor estaba inmóvil e impresionado por las notas de Baby Shark, Blanca Nieves tocaba la tuba, Hulk los timbales y Superman la tambora. Esa fue la escena con la que conocí a SuperBand Hermosillo, todo en un video de 15 segundos de TikTok. 

Desde que tengo memoria, a la música de tambora o sinaloense se le ha relacionado con el machismo, la violencia, el amor y los narcocorridos. Sin embargo, sería demasiado cruel encasillarla y juzgarla de esa manera. Muestra de ello es esta orquesta de viento originaria de Hermosillo, Sonora, la cual tiene un amplio repertorio infantil. 

Con un marcado acento norteño, el líder de esta agrupación, Cosme Figueroa, me comparte su historia. Todo empezó el 11 de abril de 2011: ese día realizaron su primer evento a petición del ayuntamiento de Hermosillo. Sin embargo, la idea de integrar este conjunto fue cuando le pidieron tocar canciones infantiles en una fiesta y que, además, los integrantes fueran disfrazados. 

El comienzo fue difícil, en los primeros eventos les daba vergüenza ponerse el traje de superhéroes, admite Figueroa con una carcajada. “(Los compañeros de otras bandas) se reían de nosotros. No de burla, sino de risa. La gente se reía porque se les hacía curioso que estuvimos disfrazados”. 

“En la actualidad nos miran con respeto porque es la SuperBand. Incluso me piden trabajo, me preguntan si ocupo trompeta o clarinete”. 

Hasta la fecha, hay seis músicos que integran esta banda, entre los cuales destaca María de Jesús Gómez, mejor conocida como Blanca Nieves. La intérprete de tuba fue una de las fundadoras del grupo, cuando se unió al conjunto estaba realizando sus pininos, comenta Figueroa. Ahora es parte fundamental de la agrupación. 

Hasta 2020 había una Mujer Maravilla encargada de la voz, sin embargo, tras la pandemia de Covid-19 no pudo continuar. Fueron nueve años los que estuvo con el grupo. 

El repertorio de SuperBand Hermosillo incluye canciones de Cepillín, Tatiana y clásicos infantiles como El piojo y la pulga y La vaca Lola. Además, realizan juegos, dinámicas y participan en la piñata. 

Cosme Figueroa aceptó que su agrupación es una muestra de la variedad y amplitud que tiene la música norteña, sobre todo la banda sinaloense. No todo es violencia. Aunado a ello, se reconoce que uno de sus pilares es una mujer en un instrumento de viento, que por su gran esfuerzo algunos lo consideran “solo para hombres”. 

La música no hace feminicidas ni narcotraficantes. Aunque es cierto que los productos culturales y el contexto social se alimentan uno a otro, las notas musicales están libres de culpa. Hay la titánica tarea de crear nuevos contextos, sobre todo para los más pequeños. Qué mejor que otorgarles una opción de disfrutar la tambora sin una referencia directa a los diferentes tipos de violencia.