En Nuevo León, la cultura resuena
Archipiélago Reportera cultural egresada de la ENEP Aragón. Colaboradora en Canal Once desde 2001, así como de Horizonte 107.9, revista Mujeres/Publimetro, México.com, Ibero 90.9 y Cinegarage, entre otros. Durante este tiempo se ha dedicado a contar esas historias que encuentra a su andar. Twitter: @campechita
En Nuevo León, la cultura resuena
Foto: parquefundidora.org

“La cultura es una forma de afrontar el mundo definiéndole en detalle”.

Malcolm Bradbury

Desde la polca, la redova y el chotis, hasta una muestra de cine queer, exposiciones varias, ópera y una escuela que desarrolla propuestas multidisciplinarias. Así se vibra el ambiente en el Centro de las Artes del Parque Fundidora, en Monterrey, espacio auspiciado por el Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León (Conarte).

Con un cuarto de siglo de historia formal, Conarte se trazó por misión generar procesos de desarrollo humano y social, procurar espacios de convivencia, así como descentralizar los bienes y servicios culturales, toda una visión que incluye a niñas, niños y niñes, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad con propuestas muy diversas.

En una visita exprés pude echar vistazo al Centro de las Artes ubicado en lo que fuera la Fundidora de Fierro y Acero de Monterrey, empresa siderúrgica fundada en 1900 que fue declarada en bancarrota en 1986 y, en 1989, la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología de Nuevo León dio luz verde al plan maestro para la creación del Parque Fundidora. Esta cirugía mayor rescató el horno número 3 como monumento del estado, en tanto adaptó las naves, talleres y la que fuera la primaria de los hijos de los trabajadores de la compañía.

Vale la pena hacer una pausa en la escuela Adolfo Prieto, espacio en el que lo mismo se pueden tomar clases de artes circenses, visitar el archivo histórico de la Fundidora, asistir a talleres, y a la par acoge propuestas multidisciplinarias de exploración de nuevos soportes tecnológicos con telas cargadas de sensores que perciben y reflejan emociones, generación de software que busca explicar el consumo de información en internet, así como prácticas fotográficas, exploración y creación de música contemporánea, entre otras indagaciones creativas.

A un costado de la escuela Adolfo Prieto se encuentra el México Ópera Studio (MOS), centro de perfeccionamiento para cantantes de ópera y pianistas impulsados por la iniciativa privada que colabora con Conarte para dar a conocer al público la belleza del bel canto a través del propio trabajo de los estudiantes del MOS, que inició operaciones en 2019 y ya cuenta con nueve producciones como la Madama butterfly de Puccini.

También cuenta con la Cineteca Nuevo León Alejandra Rangel Hinojosa, que promueve diversos ciclos de cine y resguarda un amplio patrimonio fílmico de la memoria del noreste. A propósito del mes del orgullo, la cineteca contó con una muestra de cine queer y entre las películas se proyectó el documental Querida Nancy de Olivia Peregrino. En la misma nave se encuentra la fototeca y justo por estos días se presenta la exposición Presencia singular de Tufic Yazbek, personaje que a partir del retrato de estudio llegó al cine, la publicidad y volvió a la vida cotidiana.

Ya que hablamos de exposiciones, recién inauguraron Alegorías del mal gobierno, muestra del Museo de Arte Carrillo Gil de la Ciudad de México que llevó a Monterrey una exhibición curada por el cineasta Jesse Lerner que a partir del acervo del museo y de otras colecciones presenta un diálogo con obras de Siqueiros, Orozco, Héctor García, Carlos Amorales, Kati Horna, Leon Ferrari y Teresa Margolles, entre otros.

En el mismo Centro de las Artes se encuentra el espacio de niños, hay un teatro y dos galerías. Fuera del complejo arquitectónico encontramos el Teatro de la Ciudad, el Museo de Culturas populares, la librería y, en colaboración con la recién Secretaría de Cultura de Nuevo Léon, el LABNL, sede del Lab Cultural Ciudadano que se encuentra en el que fuera el Antiguo Palacio Federal y que entre otras cosas cuenta con residencias artísticas, lugar céntrico y acogedor que invita a ponerse creativo.

Por cierto, si ustedes gustan de la gestión cultural, Conarte y la Universidad de Guadalajara presentan un diplomado para las Artes Escénicas, la convocatoria está abierta. Se desarrollará en línea a través de Educación Continua de UDGVirtual. 

No te pierdas:Hablemos de placer

Es todo un abanico de posibilidades que vale la pena darse un tiempo y echar un ojo, no solo para quienes vamos de visita, sino para los mismos regios y neoleonenses, ya que muy poco se conoce sobre todo el abanico de opciones que ofrece Conarte, actividades que buscan captar más público y en una época en la que la economía nos hace contar los pesos y centavos, se agradece tener a mano programas de acceso gratuito.

Casi se me olvida no hay que quitarle el ojo al Festival Internacional de Cine de Monterrey, que en este año sucederá en agosto y trae varios ases bajo la manga. En fin, que este #Archipiélago sirva para ver más allá del fosfo-fosfo, sin soltar temas urgentes como los feminicidios y la falta de agua. Ahora sí, vamos al pasito de la Cumbia sobre el río del gran Celso Piña.