El intocable del caso Ayotzinapa
Pasillos del palacio
El intocable del caso Ayotzinapa

Cuando el subsecretario Alejandro Encinas presentó la “nueva” verdad histórica del caso Ayotzinapa, nadie se imaginó que en cuestión de horas iban a ser libradas decenas de órdenes de aprehensión contra mandos militares, personal de tropa en Iguala y hasta contra el extitular de la Procuraduría General de la República de México (PGR), Jesús Murillo Karam, quien ya fue detenido, aunque tiene 74 años de edad y podría pedir algún beneficio médico.

En el melé que se generó el viernes, sobre todo porque ahora sí la Fiscalía General de la República se puso a trabajar, llamó la atención que no se tocó a un hombre: el exsecretario de la Defensa Salvador Cienfuegos.

En entrevista con medios, Encinas aclaró que no hay indicios de que el general Cienfuegos tuviera participación en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, luego de que apuntó la omisión del Ejército en septiembre 2014, en medio del operativo para desaparecer y matar a los estudiantes (entre los que había un soldado en activo que pasaba información a la Sedena).

Si no vieron responsabilidad de Cienfuegos en Ayotzinapa, ni antes ni ahora, ¿acaso en el Ejército se mandaban solos?

En la nueva verdad histórica presentada esta semana, en la que se estableció que el caso Ayotzinapa fue un crimen de Estado, llama la atención que no hay ninguna acción contra Cienfuegos, a quien ya le apodan “el intocable”.

Hay que recordar que en este gobierno, el general Cienfuegos literalmente fue “rescatado” luego de haber sido detenido en Estados Unidos, acusado de narcotráfico.

En los pasillos del palacio señalan que el actual gobierno se sostiene sobre dos pies: su popularidad y el Ejército. ¿Será por eso que no se le toca ni con el pétalo de una denuncia al general Cienfuegos?


El intocable del caso Ayotzinapa - bartlett
Foto: Twitter

Que en los pasillos del palacio ya se enteraron que a quien no dejan ni comer a gusto es a Manuel Bartlett.

Hace un par de semanas, el actual director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) fue a comer con su pareja a uno de esos restaurantes “fifís” de Polanco, con la sorpresa de que en el lugar lo reconocieron, lo abuchearon y prácticamente lo corrieron.

Aunque al parecer ya habían terminado de degustar sus alimentos, a quien no le gustaron los gritos fue a la pareja, Julia Abdalá, quien incluso encaró a una de las comensales que no los bajaba de “rateros”.

El episodio apenas se conoció en estos días en redes sociales porque lo contó la periodista Lourdes Mendoza y después apareció una fotografía.

Además de ese maltrato a Manuel Bartlett, esta semana, desde Coahuila, el gobernador Miguel Riquelme acusó al director de la CFE de provocar un “coyotaje” de carbón, a propósito de que 10 mineros quedaran atrapados en un pocito con pésimas condiciones.

Bartlett mejor ya no respondió. ¿Será que le cayó mal la comida?


El intocable del caso Ayotzinapa - romero_jorge

Después de ‘Alito’ sigue (Jorge) Romero“, nos dicen en los pasillos del palacio.

Se trata del coordinador del PAN en la Cámara de Diputados, contra quien la Fiscalía de la Ciudad de México podría solicitar su desafuero, como esta semana la Fiscalía de Campeche pidió desaforar a Alejandro Moreno “Alito”, dirigente del PRI.

Al panista lo vinculan con el llamado “cártel inmobiliario” de la alcaldía Benito Juárez.

¿Será que Morena podrá con estos dos “toros”?