¿Cabello pintado? Necesitamos replantear los límites en la educación básica
Contextos

Reportero egresado de la UNAM, formó parte de los equipos de Forbes México y La-Lista. Con experiencia en cobertura de derechos humanos, cultura y perspectiva de género. Actualmente está al frente de la Revista Danzoneros. Twitter: @arturoordaz_

¿Cabello pintado? Necesitamos replantear los límites en la educación básica
Foto: Pixnio / Creative Commons.

Ante el regreso a clases, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) se manifestó en favor del libre desarrollo de personalidad de los niños y adolescentes. Esto por los 487 casos que recibieron de estudiantes a quienes se les negó el acceso a su escuela por su apariencia física, como el cabello largo (en los hombres) o pintado. ¿Se están sobrepasando los límites?

Platiqué con Esmeralda Hurtado, psicóloga especialista en intervención clínica en niños, niñas y adolescentes, quien me confirmó que el cabello largo o pintado no afecta en el aprendizaje de los menores, sin embargo, el negarles la oportunidad de asistir de esa manera a la escuela sí lo hace. “Están interfiriendo en su educación por un aspecto físico, y esto interfiere en el libre desarrollo de la personalidad”, agregó. 

Incluso comentó el caso de un menor, de quien no quiso revelar el nombre, que es hombre y tiene el cabello hasta el hombro. Aunque el niño manifestaba su gusto por su aspecto físico, la docente le pidió que se presentara con un corte adecuado. “El niño súper inteligente siempre respondía a las preguntas de la profesora, (era) muy participativo, pero era más el afán de los docentes de cumplir por las reglas de la escuela y de los roles de género”. 

También mencionó la situación de una niña que tenía problemas de piel en sus párpados, por lo tanto prefería cubrir esa parte de su cuerpo con su fleco. Durante esta etapa, agregó la especialista, es importante que los pequeños se sientan seguros para su buen desempeño y desarrollo de habilidades sociales. 

¿Los niños, niñas y adolescentes se vuelven más rebeldes por traer el cabello como quieran? ¿Se están perdiendo los límites? Esas fueron una de las preguntas más comunes entre los detractores de esta polémica. Hurtado comentó la fuerte necesidad de replantear cuáles son los límites que se imponen en la escuela, sobre todo dejar de lado los que alimentan estereotipos y roles de género arcaicos. 

“En el desarrollo de la identidad es importante poner límites a ciertas edades, estos límites deben ser por el bienestar de la persona, en este caso de los niños, niñas o adolescentes, no por el afán de cumplir con los estándares de genero: niños con cabello corto y niñas con falda”. 

La psicóloga agregó que los límites se deben replantear en otra dirección, sobre todo en la responsabilidad que tienen las acciones que generan los menores. “Que sean conscientes de las consecuencias que tienen nuestros actos”. Todo ello se traduce en poner ojo a acciones como el bullying, la discriminación y otro tipo de violencias. 

Además, resaltó la importancia que tenemos al libre desarrollo de nuestra personalidad, la cual definió como “los rasgos y características que tenemos cada uno y que nos diferencian de las demás, que determinan cómo nos comportamos. Además, la identidad va cambiando a lo largo de nuestra vida”. 

Ir con el cabello pintado, largo o con el aspecto que el estudiante elija es la menor de las preocupaciones, sino cuáles son los límites y la dirección educativa que están recibiendo. Aquí hay una gran oportunidad para diseñar nuevos ciudadanos menos prejuiciosos y violentos, que sean más conscientes y responsables de sus acciones en su edad adulta, y que también estén dispuestos a escuchar.