Acoso escolar o bullying: responsabilidad colectiva
Poder prieto

Actriz, artista multidisciplinaria, defensora de derechos humanos, docente, orgullosa guerrerense. Licenciada en Arte Dramático por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y estudiante de neuroeducación. Con más de 16 años de trayectoria en teatro y cine, integrante de Proyecto 21, cofundadora de Mina/Taller colectivo de artistas plásticos y Poder Prieto. Amante del cine, el baile y los tacos.

Acoso escolar o bullying: responsabilidad colectiva
Foto: MChe Lee en Unsplash.

Las escuelas deben ser espacios que brinden educación y seguridad para nuestras infancias, adolescentes y jóvenes. Pero, ¿qué sucede cuando dichas instituciones no cumplen con esos elementos básicos? Lo que sucede es que la comunidad escolar se convierte en un espacio peligroso donde se reproducen malas prácticas como el bullying, cyberbullying, el acoso sexual, la negligencia en cuidados, las instalaciones inadecuadas, la incapacidad pedagógica por parte de docentes, ya sea por no adaptarse a nuevas metodologías o por falta de vocación. 

Este cuestionamiento ronda en mi cabeza cada que pienso en las responsabilidades que existen dentro de las instituciones o en mi papel como docente y a la vez como alumna, tía y hermana o amiga de padres, madres o tutores que llevan a sus hijes a la escuela. Y es por ello que en esta ocasión, con mucha prudencia y respeto a las víctimas, quiero abordar el tema del bullying, conocido por casi todas las personas. Y quiero que sepan que mientras escribo esto, como marea llegan recuerdos de mi infancia y adolescencia, recuerdos dolorosos, porque sí, igual que la mayoría de mis lectores fui víctima de bullying, testigo e incluso cómplice. 

¿Pero qué es realmente el bullying o acoso escolar? Eso que muchas generaciones anteriores dicen que “sobrevivieron y que no se andan quejando porque los hizo más fuertes”. ¿Será cierto ese estigma que pesa sobre la supuesta generación de cristal? De acuerdo con la Secretaría de Educación Pública (SEP), el acoso escolar o bullying es una forma de violencia entre pares que se ejerce cuando agreden a uno o varios compañerxs. Voy a explicar sus principales características: 

-Es intencional, pues busca causar daño físico, psicológico, verbal o social.

-Se repite de forma sistemática, es decir que la agresión sucede varias veces durante un tiempo prologado. 

-Y, sobre todo, existe una diferencia de poder sobre la persona agredida, que puede ser por el estatus social, complexión física, fenotipo, capacidades motrices o intelectuales, entre otras. 

Teniendo esto claro, es necesario mencionar que uno de los motivos más comunes del bullying es el racismo. Para confirmarlo basta con ver los incidentes más recientes relacionados al acoso, como el caso de Juan Pablo, el niño otomí que fue quemado por sus compañeros y revictimizado por su maestra, solo por ser diferente y tener otra lengua materna, o el caso ocurrido en el Tec de Monterrey campus Santa Fe, donde la víctima de acoso en un acto de desesperación reaccionó de forma violenta a las agresiones de su compañero quien se burlaba repetidamente de su condición social y su color de piel.

Estos solo son algunos casos que han sido noticia nacional pero hay muchos otros que se desconocen y quedaron en el olvido, sin esclarecimiento, sin sanciones. Y no podemos permitir que las violencias sigan carcomiendo la salud mental y física lxs estudiantes. Debemos exigir que se apliquen las sanciones correspondientes a lxs culpables, pero sobre todo trabajar en la prevención desde casa, en escuela y el entorno. Por eso tú que estás leyendo esto y que quizá fuiste testigo de este tipo de violencia y la dejaste pasar porque pensaste que no te correspondía o no te afectaba, hoy te pido que reflexionemos juntos sobre la importancia de actuar para detener estas violencias.