La-Lista de claves para explicar el ‘Descubrimiento de América’ a niños
Foto: Wikimedia Commons

El 12 de octubre se conmemora la llegada a América de Cristóbal Colón en 1492. En realidad, aunque así nos lo han enseñado en la escuela por generaciones, no fue un “descubrimiento” como tal. La región ya estaba ocupada por civilizaciones bien constituidas.

Aquí te presentamos La-Lista de las 10 claves para explicar a tus niños lo que realmente sucedió el 12 de octubre, el ‘descubrimiento de América’.

La-Lista de las 10 claves para explicar a los niños el descubrimiento de América

Cuando éramos niños festejábamos el 12 de octubre como el “día de la raza”, el objetivo era sentirnos orgullosos del mestizaje y de la raíz europea que le dio origen. Sin embargo, con el paso del tiempo, se ha preferido hablar, como lo sugiere el historiador Miguel León Portilla, de un “encuentro entre dos mundos”.

Veamos algunos puntos básicos para entenderlo.

10

Primero llegaron los vikingos

Cristobal Colón no fue el primer europeo en pisar tierras americanas. Al menos 500 años antes que él, los vikingos ya habían hecho exploraciones

De acuerdo con “Las sagas nórdicas”, una antigua colección de relatos y leyendas escandinavas, un vikingo llamado Leif Ericson lideró una expedición desde Groenlandia hacia lo que hoy es América del Norte.

Se encontró con una tierra de bosques, arroyos llenos de salmón y vidales de uvas silvestres. Por eso llamó al nuevo territorio como Vinlandia. Pero los vikingos no fueron los únicos. Hoy se sabe que los asiáticos también cruzaron por el estrecho de Bering. Y hay una fuerte discusión sobre si la papa es originaria de América del Sur o fue traída por los polinesios.

9

Quién era Cristobal Colón

Cristobal Colón nació en Génova, Italia, en el año de 1451. Fue hijo de un comerciante y tejedor de origen humilde. Fue autodidacta, pero desde muy pequeño tuvo espíritu aventurero y se hizo navegante para recorrer el mundo. Sus primeros viajes fueron con fines mercantiles, más tardes aprendió a hacer mapas.

8

La necesidad de buscar nuevas rutas mercantiles

En el siglo XII la mayoría de las rutas comerciales de Europa occidental se dirigían a la búsqueda de productos orientales. Los europeos necesitaban bienes que no producían como seda, cerámica, marfiles, perfumería y armas.

Cuando el Imperio Romano de Oriente cayó, el Imperio Otomano se hizo con el control del comercio a las Indias, nombre como se le conocía al continente asiático. Los reinos europeos se vieron obligados a encontrar otros caminos. Portugal, por ejemplo, decidió rodear la costa de África para llegar hasta allá.

7

La tierra es redonda

Muchos navegantes, incluido Colón, ya empezaban a escuchar la idea de que la Tierra era esférica y que se podía alcanzar Asia navegando hacia el Oeste. Obviamente ignoraban la existencia del continente americano. Colón empezó a imaginar que si cruzaba el Atlántico podría abrir una nueva ruta comercial.

6

Nadie lo escuchaba

Durante varios años visitó cortes europeas intentando buscar financiamiento para su expedición, pero nadie le hacía caso por considerar que se trataba de una misión arriesgada y muy costosa. Mientras tanto, los árabes seguían dominando el comercio por tierra.

5

La reina Isabel le da un voto de confianza

En abril de 1492, Isabel de Castilla decidió aceptar el proyecto de Colón. Ella y su esposo, Fernando, los Reyes Católicos, acababan de recuperar Granada, la última posición de los musulmanes, así que podían intentar buscar nuevas rutas comerciales.

Isabel firmó las Capitulaciones de Santa Fe, gracias a las cuales Colón recibió el dinero para su misión, 1.2 millones de maravedíes, unos 1,2 millones de euros de ahora, según el historiador español Antonio Domínguez Ortiz

“Por esta razón la empresa colombina es calificada de castellana e isabelina, ya que el interés y los esfuerzos que mostró la reina hicieron posible el viaje”, explica el libro Historia de México de Miguel León Portilla.

4

El viaje con las “Tres carabelas”

El navegante armó su flota con 88 hombres y tres carabelas, barcos especialmente equipados para atravesar el Atlántico. Fueron llamadas La Niña, La Pinta y La Santa María.

El 3 de agosto de 1492, Cristobal Colón zarpó del Puerto de Palos en Huelva rumbo a lo desconocido. Tenía 40 años. Su misión era meramente mercantil, no llevaba armas, ni religiosos.

3

Llega a una isla del Caribe

Colón se dirigió a occidente en busca de la ruta más corta para llegar a las Indias. Después de 72 días, no sin penurias y un intento de amotinamiento de la tripulación, por fin avistaron tierra. El tripulante Rodrigo de Triana fue quien gritó las dulces palabras: ¡Tierra a la vista!

La primera tierra americana que pisó fue la isla Guanahuani que bautizó con el nombre de San Salvador, llamada hoy Watling y que pertenece al grupo de las Bahamas en el Caribe. Después se dirigió a lo que hoy es Cuba y Santo Domingo. Reclamó las tierras como parte de España. Estaba convencido de que había llegado a las Indias.

De acuerdo con el libro Historia Mínima de México, del Colegio de México, “no fue sino en los primeros años del siglo XVI cuando quedó descartada la idea original de Colón y comprendieron los españoles que se trataba de un nuevo continente hasta entonces insospechado por ellos”.

2

Colón hizo tres viajes más

A su regreso a España, Colón contó sus hazañas. Paisajes asombrosos, “indios” desnudos y pacíficos… Llevó ante los reyes algunos nativos prisioneros, loros, plantas desconocidas en Europa y un poco de oro. Cuando vieron el oro, Isabel y Fernando autorizaron un segundo viaje. Esta vez la ambición sería mayor. Ya no iban 88 hombres sino 2,500. Tampoco encontraría a las tribus pacíficas, pero eso es otra historia.

Hizo tres viajes más a América. Fundó nuevos asentamientos, ocupó distintos cargos como gobernador y virrey, pero en 1500 fue acusado de tiranía y de quedarse con bienes para sí mismo. Fue enviado de vuelta a España donde perdió todos sus privilegios.

Cristobal Colón falleció en Valladolid el 20 de mayo de 1506. Es considerado el descubridor de América, aunque murió creyendo que había llegado a las Indias.

1

El nombre de América surge por otro explorador

Los europeos conocieron de América productos como el cacao, la papa, el maíz y el tomate, pero a la vez, introdujeron en el nuevo continente la cebolla, el trigo y animales como los caballos y los cerdos que antes eran desconocidos.

El nombre que lleva ahora el continente fue dado por otro explorador italiano, Américo Vespuccio, quien participó en otros expediciones a principios del siglo XVI y en cuyos diarios ya describe que esas tierras no eran las Indias, sino que formaban parte de un nuevo continente entre Europa y Asia.

Este artículo se publicó originalmente en Baby Creysi. Consúltalo aquí.