La jornada electoral inicia en

Corte Penal Internacional emite una orden de arresto contra Vladimir Putin
La Corte Penal Internacional (CPI) emitió este viernes una orden de arresto contra el presidente ruso, Vladímir Putin. Foto: Maxim Shipenkov/EFE.

La Corte Penal Internacional (CPI) anunció este viernes que emitió una orden de arresto contra el presidente ruso, Vladimir Putin, por la deportación de niños en zonas de Ucrania ocupadas por Rusia, lo que supone un crimen de guerra.

El tribunal con sede en La Haya precisó en un comunicado que también emitió una orden de detención contra Maria Alekseyevna Lvova-Belova, comisaria presidencial para los Derechos de la Infancia en Rusia.

“Vladimir Vladimirovich Putin es presuntamente responsable del crimen de guerra de deportación ilegal de población (niños) y traslado ilegal de población (niños) de las zonas ocupadas de Ucrania por Rusia —en virtud de los artículos 8(2)(a)(vii) y 8(2)(b)(viii)— del Estatuto de Roma”, señala en el documento.

De acuerdo con la Corte Internacional, los delitos se cometieron presuntamente en territorio ocupado de Ucrania al menos desde el 24 de febrero de 2022. 

La CPI señaló que “hay motivos razonables” para creer que el presidente Vladimir Putin “tiene responsabilidad penal individual por los delitos antes mencionados, por haber cometido los actos directamente, junto con otros y/o a través de otros, y por no haber ejercido un control adecuado sobre los subordinados civiles y militares que cometieron los actos”.

“La Sala consideró que las órdenes son secretas para proteger a víctimas y testigos y también para salvaguardar la investigación”, añadió la Corte.

El fiscal de la CPI, Karim Khan, declaró este mes, tras una visita a Ucrania, que los presuntos secuestros de niños eran objeto de “una investigación prioritaria”.

El tribunal ─creado en 2002 para juzgar los peores crímenes cometidos en el mundo─ investiga desde hace más de un año posibles crímenes de guerra o contra la humanidad cometidos en Ucrania durante la ofensiva rusa.

Ni Rusia ni Ucrania son miembros de la CPI, pero Kiev aceptó la competencia del tribunal sobre su territorio y trabaja con el fiscal.

Los expertos admitieron que era poco probable que Moscú entregue a los sospechosos al tribunal. Rusia rechaza las acusaciones de crímenes de guerra.

-Con información de AFP

Síguenos en

Google News
Flipboard