Síguenos

 

Nacho Lozano
FrancoTirador

Los que votan y disparan

Nacho Lozano

La frase que esta semana hizo levantar las cejas en Baja California. Con tanta ligereza ofender a una mujer así me parece inaceptable. Y condenable.

i
Foto de balas para ilustrar asesinato- Candidatos agredidos
Foto: Ernesto Guzmán Jr./EFE

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Y este año no cambió, no mejoró, empeoró. Ahí están las balas que votan, que se imponen. Los criminales poniendo y quitando candidatos a la buena a la mala.

Van 32 asesinados de candidatos. Los criminales con intereses en la política lo hacen porque pueden. Y pueden porque la impunidad es la regla. Y es la regla la impunidad porque se ha normalizado que el crimen legisle, gobierne y mande. Al fin son los que en muchas ocasiones primero llegan a las comunidades en las que el Estado mexicano y sus instituciones han fallado.

Ahí están financiando los bonitos XV años, apadrinando a las criaturas, llevando agua potable donde el gobernador no ha podido llegar, o luz donde el alcalde no tiene dinero para invertir.

Lee también: Ser candidato en México es un peligro

Por eso hay comunidades que están del lado de esos criminales. En algunos casos no les queda de otra porque sin nada a cambio, los criminales llegan, se imponen y “gobiernan”.

Y de los 32 candidatos asesinados, 21 buscaban una alcaldía y seis una regiduría. Tomemos septiembre de 2020 hasta el pasado 13 de mayo: 563 actos violentos en contra de políticos.

Pero si encima los propios candidatos les dicen a mujeres, candidatas también, cosas como: “No, yo no quiero basura“, refiriéndose a ellas, la cosa se pone triste.

Lo digo porque si de por sí la violencia de los criminales confesos es ya un problema que ninguna autoridad ha parado, el tener a políticos respaldados por partidos políticos avalando otras violencias, en este caso contra mujeres, es aún inaceptable.

Lee también: La violencia política de género estalla desde todos los frentes

Jorge Hank Rhon, candidato del PES a gobernar Baja California, respondió así cuando fue cuestionado sobre si le haría la invitación a Lupita Jones, abanderada del PRI, PAN y PRD, para sumarse a su campaña.

¿En serio necesitamos más violencia? Porque esas palabras son violencia, y porque hablando así de mujeres se generan eslabones que pueden terminar en algo más grave en un tan peligroso para  ser mujer.

Decirle “basura” a una mujer es equivalente a considerar que se puede tirarla, quemarla, destruirla, como se hace con la basura.

Hank Rhon habla como muchos mexicanos que con una ligereza impresentable se expresan así de las mujeres. No es la primera vez. Ojalá que sea la última.

Porque, para ser Franco, la violencia verbal es muy peligrosa.

También te puede interesar

Género

Morena ganó las elecciones en estados y municipios con una cifra alta de feminicidios y homicidios dolosos de mujeres.

Opinión

Más de 440 legisladores buscaron reelegirse en esta jornada electoral. A semana y media podemos tener un análisis más certero de esto.

Derechos Humanos

¿Cómo es ser #gay y vivir en la Ciudad de México (#CDMX)? Alaín Pinzón tiene muchas #respuestas para esta pregunta.

Política

La forma en que los republicanos han promovido el mito marca un giro peligroso en las acusaciones generalizadas de fraude al negarse a aceptar...

Publicidad