Clases de Geografía y Moral
FrancoTirador

Nacho Lozano es periodista y autor. Ha sido reportero y presentador de noticias para radio, televisión e internet desde hace dos décadas; editor y columnista en diversos medios impresos nacionales e internacionales. Es presentador de Noticias Telemundo. Twitter: @nacholozano

Clases de Geografía y Moral
Delfina Gómez, secretaria de Educación Pública. Foto: Delfina Gómez/Facebook.

La Lista de frases viene desde México. Al Senado llegó la secretaria de Educación Geográfica y Pública de México, Delfina Gómez diciendo:

“Hoy que tuvimos oportunidad de ir a Jalisco”, Jalisco, ¿ok?, “de Jalisco, de lo que es precisamente Hermosillo”, ah, caray, ¿ya me movieron a Hermosillo?, “pues son cuatro horas a la comunidad precisamente de Cananea”, ah, chirriones, ¿ya también Cananea me la pasaron a Jalisco, qué no estaban en Yucatán? ¿Qué sigue? ¿Mover Cancún a Tlaxcala?, “tuvimos la oportunidad de ir a las escuelas”, y me imagino que se dieron cuenta de cómo se las truenan a la salida y alucinan. 

La secretaria compareció ante sus colegas los senadores, como parte de la glosa por el Tercer Informe de Gobierno de su jefe. Y, como siempre, la senadora panista Xóchitl Gálvez se aventó una de esas preguntas incómodas y pertinentes, por aquello de que Delfina Gómez está acusada de haber retenido salarios de los trabajadores del Ayuntamiento de Texcoco para fines electorales cuando era la Alcaldesa:

“¿No debería separarse del cargo?”, le cuestionó Gálvez.

Y Gómez se escabulló así, por los caminos de Jalisco, a toda velocidad, rápida y furiosa:

“Agradezco esa pregunta porque quiero agradecer a todos, a todos, los que me mandaron mensajito”, se escapó rumbo a Hermosillo sin responder,  “y me dieron su situación de confianza. Agradezco a mi familia, a mis amigos, a mis compañeros, a mis alumnos”, no sin descansar en Cananea, juntito a Zapopan, nomás para tomar camino de nuevo y no responder, “a todos los que me conocen, saben que yo jamás haría una cosa así”, tan-tán, “Y que tengo esa calidad moral para estar aquí, de otra manera no estaría”, ¿así o más clara la lección de Ontología del ser o no ser?

Pasamos a noticias que nos llegan desde La Suprema y Tremenda Corte de Justicia de la Nación. El presidente AMLO, vía el Congreso, le envió un regalito envenenado al Presidente de la Corte, Arturo Zaldívar, que consitía en dos años más en el hueso judicial. Ayer la Corte decidió por unanimidad (incluido el voto de Zaldívar) despreciar el regalo, que porque aún no es Navidad:

“Un tribunal es virtuoso si y sólo en la medida en que ejerce su independencia, cuando ésta se ve amenazada. La misión de los tribunales Constitucionales no es complacer a las mayorías políticas en turno, sino hacer valer la Constitución”, dijo la Ministra Norma Piña. ¿Quedó claro o mandamos a hacer 10 planas de esta tarea de Geografía judicial?

Y ya que ando en la capital gringa, me acuerdo de que ayer se filtró a la prensa la versión de que la Administración de Joe Biden pedirá a sus homólogos, léase Justin Trudeau y López Obrador, unirse para exigir al Gobierno cubano que respete a quienes reclaman mayor libertad en la isla. Uy, eso no le va a gustar al presidente López Obrador, que ya sabemos que es así, miren, así del dictador cubano Miguel Díaz-Canel.

Cosa de ver lo que dijo el mexicano cuando los cubanos protestaron en la isla el 15N pasado: “No se puede asfixiar a los cubanos que han decidido mantenerse en Cuba”, ese es el problema, son más los que no decidieron mantenerse en la isla, es más, no pueden decidir nada porque el régimen no se los permite. “Estoy en contra del bloqueo, creo que es inhumano, nadie tiene derecho a que mediante esas prácticas se lleve a un pueblo a rebelarse contra su gobierno”, porque según López Obrador es el bloqueo lo que hace que la gente proteste contra el régimen, porque, bajo esa lógica, si se levanta el bloqueo por arte de magia llegará el respeto a los Derechos Humanos, aparecerá la democracia y se harán realidad las libertades que no existen en Cuba.

Para ser franco: la Cumbre de Los Tres Alegres Compadres puede terminar en una fiesta malacopa.