Lo que Carstens quiso decir
Finanzas sustentables

Economista ambiental, se ha dedicado durante más de tres décadas a las finanzas sustentables. Desarrolló la calificación ambiental social y de gobierno corporativo (ASG) de las empresas en Bolsa para la creación del Índice de Sustentabilidad de la Bolsa Mexicana de Valores en 2011. Actualmente dirige la calificadora ASG Ecovalores, es parte del Comité de Sustentabilidad de BIVA y del grupo promotor de la Banca Ética Latinoamericana.

Twitter: @Luisamontes

Lo que Carstens quiso decir
Foto: Foro Económico Mundial/Flirck.

En los últimos días vimos una nota en la que el exgobernador de Banco de México Agustín Carstens previene al mercado de una ola de riesgos de cambio climático que se avecina y su presentación en un evento llamado Green Swan o cisne verde. Green Swan es un evento que se ha llevado a cabo desde 2020, organizado por el Banco Internacional de Pagos (BIS), el Banco Central Europeo, la Red para Enverdecer el Sistema Financiero (NGFS) y el Banco Central de China.

Lo interesante de este evento: los temas que trata y de esta noticia es analizar que viene de una organización de bancos centrales internacionales y las razones por las que los bancos centrales están reconociendo que los riesgos climáticos son de suma importancia para la estabilidad del mercado financiero.

Los bancos centrales tienen diferentes mandatos alrededor del mundo, la mayor parte de ellos tienen como objetivo establecer las condiciones económicas necesarias para permitir un desarrollo estable de la economía, es decir, sin alta inflación y, de ser posible, con un tipo de cambio estable. Los instrumentos que tienen para lograrlo son diversos, pero desde luego que incluyen que exista estabilidad, seguridad y confianza en el sistema financiero y esta es la razón por la que los bancos centrales están preocupados por los riesgos climáticos.

Como bien dijo en su muy resonado discurso Mark Carney, exbanquero central de Reino Unido: “La tragedia de los horizontes” (haciendo alusión al libro La Tragedia de los Comunes), el problema del cambio climático es que al desconocer a ciencia cierta cuáles serán los efectos del cambio climático, dónde se van a experimentar con mayor fuerza y quiénes van a sufrir los mayores costos, resulta muy complicado para el sistema financiero evaluar y prevenir dichos costos. Es decir, no tenemos claro el horizonte, los tiempos y la magnitud de los costos que estaremos y estamos ya enfrentando. Esta es la razón por la que veremos, en esta y muchas más conferencias más por venir, la forma en que el sector financiero deberá incluir los riesgos y costos climáticos en su análisis tradicional de riesgos.

No te pierdas:Mujeres en finanzas

Las instituciones financieras están desarrollando diversos mecanismos para conocer y descontar estos riesgos. Uno de ellos es el análisis de riesgos de los posibles escenarios climáticos que vamos a enfrentar, ya que los impactos que vamos a experimentar dependen también de las decisiones que cada uno de nosotros tomemos y esto, a su vez, dependerá en gran medida de las políticas que cada gobierno desarrolle para lidiar y resolver de ser posible este gran problema que enfrentamos la humanidad: el cambio climático.

Es por lo anterior que Carstens en su nuevo rol como actual director del BIS previene a los bancos centrales y los insta a actuar estimado estos riesgos en sus carteras.

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales