El premio que reciben las mujeres por estudiar

Estudió Ciencia Política en el ITAM. Actualmente trabaja en el área de Sociedad Incluyente del Imco, donde investiga principalmente en temas de educación. Anteriormente trabajó en el Inai, donde diseñó proyectos sobre transparencia presupuestaria en pandemia y gobierno abierto. Twitter: @Martha_CCM

El premio que reciben las mujeres por estudiar
Foto: Pixabay

La desigualdad entre hombres y mujeres en el acceso a la educación superior parece desaparecer. Desde el año 2020, la participación de las mexicanas en las universidades rebasó la de los hombres. ¿Qué motiva a las mujeres para acceder a estudios profesionales?

La inversión de tiempo, dinero y esfuerzo en una licenciatura viene de la mano de la expectativa de mejores condiciones laborales a través de mayores ingresos, empleos en la formalidad y la posibilidad de alcanzar puestos más altos. A estos beneficios les denomino el premio por estudiar.

El premio es mayor para las mujeres. Aunque la diferencia de ingresos entre las personas con licenciatura y con bachillerato se ha reducido, en 2021 las mujeres con licenciatura tuvieron ingresos 59% mayores que aquellas que solo terminaron el bachillerato. Esta diferencia es siete puntos porcentuales mayor que en el caso de los hombres.

El premio que reciben las mujeres por estudiar - Bachillerato

En los 20 últimos años, la matrícula de las universidades se ha duplicado, 60% de este incremento se debe a la entrada de más mujeres. Los avances que están teniendo las mujeres en la adquisición de capital humano podrían transformar el mercado laboral.

Cuando las mujeres alcanzan niveles educativos altos, tienen mayores incentivos para incorporarse y permanecer en la economía. La tasa de ocupación de las mujeres con licenciatura (60%) es 16 puntos porcentuales mayor que aquellas que solo tienen el bachillerato (44%).

La entrada de más mujeres profesionistas al mercado laboral podría estar detrás del cierre de la brecha salarial y del aumento del talento femenino en los puestos de liderazgo de las empresas. En el año 2005, por cada 100 pesos que ganaba un profesionista, una mujer con licenciatura ganaba 74 pesos, lo que equivale a una brecha de 26%, mientras que en 2021, esta brecha se redujo a 16%. Además, la proporción de mujeres en los consejos de administración de las empresas en México mantiene una tendencia a la alta desde 2016. En 2020 10% de estos puestos fueron ocupados por mujeres.

Estos datos no indican que las brechas de género en el mercado laboral hayan dejado de existir, sino que la apuesta de las mujeres por la educación profesional rinde frutos y las beneficia en mayor medida que a los hombres.

Cuando las mujeres aprovechan el premio por estudiar y terminan sus estudios universitarios, contribuyen a cerrar las brechas de género. Por su parte, las empresas deben ser capaces de asimilar la llegada de mujeres más preparadas y capaces y garantizar procesos de selección y promoción más justos e igualitarios.