Mentiras y servilismo
En contraste

Es senadora de la República, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos y recientemente nombrada vicecoordinadora del Grupo Parlamentario de Acción Nacional, es la primera mujer que ocupa ese cargo. Twitter: @kenialopezr

Mentiras y servilismo
La presidenta de la CNDH, Rosario Piedra. Foto: Twitter CNDH

La promesa en materia de seguridad que hizo el presidente Andrés Manuel López Obrador no se va a cumplir. Hoy, vivimos los tiempos más violentos en la historia moderna de nuestro país. Este gobierno no tiene ningún apego a la verdad, a la investigación, ni a la justicia.

En uno de los casos más dolorosos para nuestro país, la desaparición de 43 normalistas en Ayotzinapa, el gobierno federal ha mentido sistemáticamente. Durante estos casi cuatro años de gobierno, ha habido un cúmulo de tropiezos, mentiras y ocultamiento de información por parte de la administración de Morena.

Basaron las conclusiones de su investigación en pruebas que no fueron debidamente verificadas, ni analizadas y que son presumiblemente falsas. Incluso, renunció el fiscal especial del caso. Por si fuera poco, el subsecretario de Gobernación viajó a Israel para negociar con el exdirector de la Agencia de Investigación Criminal. Negociaron con la justicia. Si así lo han hecho en este caso que cuenta con tanto escrutinio público, qué no harán en otras investigaciones. Ocultan información, la inventan y engañan a las miles de víctimas de este país. Este desaseo se debe exclusivamente a la necesidad del presidente López Obrador de seguir usando la tragedia de Iguala como plataforma de campaña.

Mintieron, inventaron, ocultaron y anunciaron una nueva verdad que hoy sabemos que puede ser falsa. Por los Guacamayaleaks, sabemos también que las Fuerzas Armadas instruyeron a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) para que determinara la conclusión de una queja interpuesta por las madres y padres de los normalistas. Esta queja nació por presuntos actos violatorios de derechos humanos cometidos en agravio de los estudiantes y derivó en diversas solicitudes que se hicieron a las fuerzas armadas y que éstas se negaron a atender y responder. 

Es muy lamentable que la institución que tiene la obligación constitucional de proteger, respetar, garantizar y defender los derechos humanos de los mexicanos reciba órdenes del gobierno federal y, además, se convierta en un esbirro de los intereses de esta administración que tanto ha lastimado al pueblo de México.

Es terrible que una institución que conquistamos con la democracia, hoy se doblega ante el poder presidencial autoritario. La CNDH una y otra vez demuestra que cumple con los mandamientos del gobierno de López Obrador, pero no con lo que mandata la ley. Otra vez demuestran que han perdido su independencia y autonomía.

Afortunadamente pronto tendremos a la señora Rosario Piedra en el Senado de la República para que comparezca. Ha incumplido con sus obligaciones, se ha extralimitado en sus facultades y evidentemente ha renunciado a ser el órgano autónomo protector de los derechos humanos. Debe explicar sus acciones y dar la cara al pueblo de México.

Mentiras y servilismo - qatar-2022

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales