El estatus jurídico del médico residente

Abogado del ITAM y maestro en derecho de la salud por la Universidad de Loyola en Chicago. Trabajó en la Suprema Corte donde se especializó en casos sobre salud. Profesor en la Facultad de Medicina de la UNAM. Conferencista y consultor. Orgullosamente Puma. Twitter: @davosmejia

<strong>El estatus jurídico del médico residente</strong>

La editorial Tirant lo Blanch publicó recientemente el libro “El estatus jurídico del médico residente en México” dentro de su colección “Derecho y salud”. El libro es de la autoría del médico y abogado Mauricio Sarmiento, quien a lo largo de la obra realiza una revisión histórica, jurídica y comparativa de la medicina de especialidad. Es sobre todo un análisis jurídico detallado de la formación de médicos especialistas en nuestro país, respecto del cual conviene realizar algunas reflexiones.

En primer lugar, debe señalarse que se trata de una publicación oportuna por múltiples razones.  Una de ellas es que las transformaciones a las que se que enfrenta el Sistema Nacional de Salud; entre las que se encuentra el ofrecimiento de un mayor número de lugares para estudiar una especialidad o incluso estudiarla en el extranjero, obliga a las autoridades a garantizar que éstos puedan materializarse sin comprometer la calidad de la formación, la seguridad de los residentes, o la salud de las personas, por lo que el estudio es pertinente para que las autoridades puedan acudir a él para no obviar ninguno de los requisitos normativos que se encuentran obligadas ni de ciertas condiciones identificadas en el mismo.

En segundo lugar, el libro debe ser considerado como un instrumento básico para el médico en formación. En él encontrará las alternativas por las que puede optar una vez que se obtiene el grado de médico general (licenciatura) y a la vez los aspectos que deberá tomar en cuenta al elegir un programa de especialidad reconocido legalmente por las autoridades educativas y sanitarias. Asimismo, además de que conocerá los derechos que tendrá una vez que adquiera la categoría de médico residente, el libro hace un especial énfasis en las obligaciones de los estudiantes y las posibles consecuencias de incumplirlas. En ese sentido, se considera que el libro; desde ahora, debe ser considerado como una fuente de consulta fundamental para cualquier residente en nuestro país. 

No es desconocido el creciente número de casos de lesiones y muertes ocasionadas por personas que falsamente se ostentan como especialistas y de fraudes cometidos por escuelas que ofrecen programas que no cumplen los requisitos mínimos para ser considerados como especialidades. Por ello; en tercer lugar, el estudio de Mauricio Sarmiento constituye una herramienta necesaria también para abogados y jueces. Lo anterior porque encontrarán en dicha obra, un estudio profundo y claro de las normas que dan cause al sistema de residencias en nuestro país y que permitirá a los distintos operadores distinguir sin lugar a dudas las condiciones normativas a las que se encuentran sujetos las autoridades, las escuelas y los residentes. 

El análisis crítico es una de las mayores virtudes de la obra, pues su autor no se limita solo a sistematizar la información de manera precisa, sino que a partir de ese ejercicio —quizás también por su experiencia como médico residente— eleva cuestionamientos sobre la divergencia entre el contenido de las normas y la realidad que enfrentan los residentes o las condiciones de los hospitales donde se forman. En este aspecto considero que el libro escapa un poco de la audiencia especializada y abre las puertas a una audiencia general a la que le ofrece una visión de problemas comunes del sistema nacional de salud, pero desde el ámbito que enfrentan nuestros médicos.

“El estatus jurídico del médico residente en México” es un libro que llega en el momento adecuado. No debemos olvidar que la Norma Oficial Mexicana (NOM-EM-001-SSA3-2022) que regula las residencias en nuestro país perderá su vigencia en los próximos días, a menos que se extienda por seis meses más. Sin embargo, aun cuando esto último suceda deberá elaborarse una nueva NOM el siguiente año, por lo que las reflexiones ofrecidas por Mauricio Sarmiento también debieran ser referente para el contenido de esta nueva norma.