Permiso de paternidad en la mira

Activista, luchadora social y promotora de los derechos humanos de las mujeres, niñas, niños, personas con discapacidad, comunidades indígenas y personas LGBTQ+. Presidenta de la Asociación Civil Rosa Mexicano. @catymonreal_

<strong>Permiso de paternidad en la mira</strong>

El permiso de paternidad es una de las reformas que tienen que estar en la mira para el próximo año. Existen indicios alentadores: la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado aprobó el dictamen que extiende hasta por cuatro semanas el permiso, además de permitirlo tanto para partos como adopción, (aunque todavía está pendiente que se vote en el pleno). Esta iniciativa se ha vuelto un emblema de la corresponsabilidad familiar. Y esta a su vez, es la base de cualquier plan o programa que busque la igualdad sustantiva. México es uno de los países con las licencias de paternidad más cortas del mundo.  Aprobar esta reforma es un paso clave para asegurarnos de que estamos caminado por la vía correcta.

Estoy convencida de la necesidad de este tipo de reformas, mientras trabajé como Gerente en el área de Recursos Humanos del INFONAVIT hice de esta una de las causas prioritarias de mi área. Ya en ese momento se oían las mismas excusas: “que la productividad caería”, “que costaría mucho dinero”, “que los empleados abusarían del beneficio”, “que los hombres no ayudaban en la crianza de sus hijos e hijas”, y un sin fin de excusas más basadas en estereotipos y roles de género anticuados. En ese momento tuvimos que probar que ninguna de estos argumentos eran válidos.

Nuestro país se enfrenta a las consecuencias económicas y sociales de las brechas de desigualdad de género. Las mujeres se enfrentan a una realidad laboral donde las mujeres dedicamos 7.2 horas diarias para el cuidado y tareas del hogar contra 2.8 de los hombres. Esto tiene como consecuencia que las mujeres no sean tan atractivas en el mercado laboral, y que nosotras terminamos en puestos de menor jerarquía o en el sector informal.

De acuerdo a INMUJERES el costo de la pérdida de capital humano femenino ascendía a 240.6 mil millones de pesos al año en 2015, mientras que Forbes reporta que si México cerrara brechas de género en el mercado laboral se podrían agregar 0.2 billones de dólares al PIB mexicano para el año 2025. Esto sin contar el enorme beneficio social y emocional de involucrar a los hombres en la crianza de sus hijas e hijos. 

El permiso de paternidad se estableció por primera vez en la Ley Federal del Trabajo en 2012, y fue en el año 2016, que logramos que se aprobara una extensión de los permisos de maternidad y paternidad para la planta laboral del INFONAVIT, pasando de 12 a 16 semanas en caso del de maternidad, y de 5 a 10 días en el caso de los padres. La extensión la fundamentamos entre otras cosas en el cumplimiento de la Norma Mexicana NMX-R-025-SCFI-2015 en Igualdad Laboral y No Discriminación.

Esta reforma es necesaria. En mi practica como activista, he recopilado numerosos reportes de padres que se les ha negado el permiso de paternidad, por más pequeño que sea, o que han sido incentivados a no tomarlo. Es común, que las empresas no comunican la existencia de estas prestaciones de ley a su planta laboral, por lo que muchos empleados no saben que tienen este beneficio. Es necesario empezar con campañas para socializar la existencia de este permiso entre los trabajadores y complementarse con campañas generales sobre modelos de paternidad responsable que apoyen el cambio cultural. Por otra parte, hay que tomar en cuenta que los permisos parentales tienen una parte de aportación estatal.

De acuerdo a la organización GIRE, como trabajadora asegurada del IMSS hay una aportación en el permiso de maternidad que no existe para el permiso de paternidad. Esto debería regularse para que las empresas tengan mayores incentivos para otorgar los permisos.

México tiene una deuda con las familias mexicanas, aprobar el permiso de paternidad es el primer paso para saldarla.