La velocidad de la ABB FIA Fórmula E
In-grid Telecom

Doctora en Comunicación y Pensamiento Estratégico. Dirige su empresa BrainGame Central. Consultoría en comunicación y mercadotecnia digital, especializada en tecnología y telecomunicaciones. Miembro del International Women’s Forum.

TikTok: @_imotta

La velocidad de la ABB FIA Fórmula E
Foto: Alexa Herrera / La-Lista

El fin de semana se llevó a cabo el inicio de la novena temporada del Campeonato Mundial de Fórmula E con ABB México como socio oficial de carga y el inicio de una nueva generación de automóviles que utilizaron la pista del Autódromo Hermanos Rodríguez, como un laboratorio de prueba de nuevas tecnologías que en breve, pasarán de la pista a las ciudades.

Esta innovación permitirá que países como México logren democratizar el uso de nuevas tecnologías para una óptima distribución energética en ciudades inteligentes, con casas y edificios sustentables.

Un objetivo que será solo posible si existe un compromiso real entre el gobierno y la iniciativa privada, mismo que se traduciría en que en tan solo 7 años, presenciemos una increíble transformación en el sector energético, no sólo en nuestro país, sino a nivel mundial, que involucra el uso de energías renovables, inteligencias artificiales e infraestructura para la digitalización de los procesos y la optimización de la gestión de energía eléctrica, en beneficio de la aceleración de una sociedad libre de emisiones de carbono.

A inicios de 2021, México emitía el 1.42% de las emisiones a nivel mundial siendo, después de Brasil, el segundo país de Latinoamérica con mayor contribución en la emisión de gases de efecto invernadero, que provienen principalmente de los sectores de: transporte, agricultura, manufactura y construcción, procesos industriales, quema de combustibles y edificaciones, entre otros.

Según estudios de sustentabilidad de la UNAM, México pasará de tener de 384 a 961 ciudades para el 2030, cuando el 83.2% de la población buscará mudarse a edificios verticales, y se concentrará en ciudades medias como: Guadalajara, Tijuana, Querétaro, Mérida, Monterrey. 

No es gratuito que México haya sido la sede de inicio de la FIA Fórmula E World Championship. En la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2022 (COP 27), México se comprometió a reducir incondicionalmente las emisiones en un 30% para el 2030. 

No te pierdas:De minis y micros

Detrás de esta contienda deportiva, están empresas como ABB que se comprometen con la sustentabilidad y utilizan el escenario de la Fórmula E para comprobar las últimas innovaciones digitales y de electrificación en un banco de pruebas para tecnologías de electromovilidad como la carga de vehículos eléctricos, que vaticinan la aceleración en la democratización de esta tecnología, para que en tiempo breve, tenga un uso masivo y cotidiano en las calles de las ciudades de todo el mundo.

Según las previsiones de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), los vehículos eléctricos representarán el 30% de los vehículos vendidos en el 2030, por lo que se espera que la recarga en el hogar y en oficinas sea fundamental para satisfacer gran parte de la demanda global, además de multiplicar por nueve el número de cargadores públicos, hasta superar los 15 millones de unidades a finales de la década.

El trabajo en conjunto de ingenieros del organismo rector del automovilismo, la FIA, la Fórmula E y ABB E-mobility resolvieron que para la novena edición del campeonato, los autos Gen3 contarán con un cargador que puede suministrar una potencia máxima de 160 kW y capaz de cargar simultáneamente dos vehículos con 80 kW de potencia simultáneamente, sentando las bases para un futuro para el sector del transporte energéticamente eficiente. 

Podríamos considerar entonces, que en próximas décadas una recarga al 100% de la batería del auto tome el mismo tiempo que la fila para comprar un café, o sea el mismo tiempo que tarda tu celular en cargar su batería al 100%.

Los desafíos de hoy es en cuanto a la falta de electrolineras a lo largo de las rutas y el contar con la batería suficiente para largos recorridos, se resolverán en próximas décadas con la compartición de espacios en gasolineras y electrolineras. 

La electromovilidad es uno de los caminos que nos transformarán en una sociedad con cero emisiones.  Participemos individualmente para lograr esa meta lo antes posible, no sólo por el bien de nuestro planeta, sino de nuestra propia existencia.