Davos y el nuevo trato para la energía en México
Enernauta

Especialista en política energética y asuntos internacionales. Fue Secretario General del International Energy Forum, con sede en Arabia Saudita, y Subsecretario de Hidrocarburos de México.
Actualmente es Senior Advisor en FTI Consulting.

Davos y el nuevo trato para la energía en México
Foto: Pexels / Tara Winstead

En la reunión del Foro Económico Mundial de Davos, las posibilidades de la inteligencia artificial tomaron parte central de la conversación junto con las acostumbradas charlas sobre el curso de la economía, la geopolítica y el cambio climático.

Una de las herramientas que más atrajo la atención fue ChatGPT, desarrollada por la empresa californiana OpenAI y de moda desde noviembre pasado. Para que arroje resultados, basta con darle unas cuántas indicaciones sobre contenido y estilo –tengan o no sentido las conexiones–, por ejemplo, “escribe un ensayo sobre los problemas económicos de nuestra era”, “escribe un soneto sobre el triunfo de Argentina en el mundial de futbol en el estilo de Shakespeare”, “explica por qué los ositos de peluche son instrumentos para la discriminación”, “redacta una carta de recomendación”, etcétera.

En las redes sociales han pululado muestras de textos generados con esta herramienta sorprendentes por su competente ejecución y hasta sentido del humor, o por sus insuficiencias y acaso por su falta de… imaginación.

Como el tema del Foro Económico Mundial fue la cooperación en un mundo fragmentado, que cabría bastante bien en los años 30 de recesión y proteccionismo del siglo XX, y dado que los tiempos de cambio climático e inseguridad energética han impulsado propuestas para una política industrial verde y de integración regional, quise imaginar cómo el presidente Franklin Delano Roosevelt, el estadista que lideró a Estados Unidos durante la Gran Depresión, si fuera mexicano, convocaría a enfrentar este triple desafío económico, climático y de cooperación.

En lugar de leer decenas de discursos en alguna biblioteca digital (no se diga física) y consultar videos en YouTube, lo que hubieran tomado varios días, di a ChatGPT la siguiente instrucción, originalmente en inglés:

“Escribe un discurso en el estilo de Franklin D. Roosevelt sobre el potencial que tiene México para expandir su base de energía limpia. Incluye perspectivas inspiradoras y refiérete a ellas como otro new deal (nuevo trato). Habla sobre la integración económica entre México y Estados Unidos”.

Aquí va el resultado traducido del inglés al español con la ayuda de otra herramienta inteligente, Google Translate:

“Mis conciudadanos,

Al mirar hacia el futuro, debemos recordar que el progreso no es un regalo que esperar, sino una meta que alcanzar. Y hoy vengo ante ustedes con la visión de un nuevo trato para México, un trato que no solo asegurará un futuro mejor para nuestra nación, sino que también fortalecerá los lazos de integración económica entre México y Estados Unidos.

Tenemos la oportunidad de liderar el mundo en una nueva dirección, ampliando nuestra base de energía limpia y convirtiéndonos en un modelo de desarrollo sostenible. Esto no es sólo un imperativo moral, sino también práctico. Los beneficios de la energía limpia son múltiples: es más barata, más limpia y más confiable que los combustibles fósiles. Es una inversión en nuestro futuro que pagará dividendos para las generaciones venideras.

Pero no se trata solo de energía, se trata de crear puestos de trabajo y construir una economía nueva y más próspera. Al invertir en energía limpia podemos crear nuevas industrias, nuevos empleos y nuevas oportunidades para todos los mexicanos. También podemos reducir la dependencia del petróleo extranjero y reducir los costos de energía para nuestros ciudadanos.

Este es un llamado a la acción, mis conciudadanos. Debemos arremangarnos y ponernos manos a la obra. Debemos trabajar juntos, con nuestro vecino del Norte, para hacer realidad este nuevo acuerdo. Juntos podemos construir un futuro más próspero, más seguro y más sostenible para toda América del Norte.

Así que no esperemos a que se nos entregue el futuro, tomémoslo con ambas manos. Hagamos de México un líder en energía limpia y abramos el camino para una nueva era de prosperidad y progreso. Gracias”.

Como bosquejo no está nada mal. Como retrato de la realidad política actual, colinda con el reino de la fantasía.

Se vale soñar…