Puebla: un destino muy chulo
Conoce algunos de los sitios más representativos de Puebla. Foto: José Arrieta

Dicen que a fray Toribio de Benavente, a quien los indígenas conocían como Motolinía, palabra que quiere decir “pobrecito” en referencia a sus ropas humildes, el trazado de la Puebla de los Ángeles se lo dictaron entes seráficos.

Y algo habrá de cierto porque la parte vieja de esta ciudad, nacida formalmente en 1531 en el valle conocido por los mexicas como de Cuetlaxcoapan, o dónde las serpientes cambian de piel, tiene un trazado prácticamente perfecto. Cuatro años después, sería bautizada como la Puebla de los Ángeles por doña Isabel de Portugal, entonces regente de Castilla.

Para conocerla mejor, a Puebla hay que visitarla del centro a la periferia. Desde 1987, el centro histórico de la Angelópolis es considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y las razones saltan a la vista: su hermoso zócalo, a cuyos costados puedes encontrar algunas muestras de la reconocida gastronomía local, es un buen punto de partida.

Puebla: un destino muy chulo - Pasaje-Zaragoza
Pasaje Zaragoza. Foto: José Arrieta

En total, en el centro de Puebla existen 2 mil 619 edificios registrados como monumentos históricos, la mayoría del siglo XIX, pero también resaltan los edificios barrocos de siglos anteriores, que van del XVI al XVIII, los cuales muestran la importancia que tuvo esta urbe durante la Colonia, al ser uno de los puntos clave en la ruta entre la Ciudad de México y Veracruz.

Los edificios de estilo barroco o con la técnica del “petatillo”, que consiste en colocar ladrillos como si se tratara del entramado del petate, además del uso de mosaicos, resaltan en los sitios más antiguos, pero los nuevos no le van a la zaga en belleza: basta ver los arabescos remates en los que el mármol, el concreto o la piedra se hacen suntuosos y dúctiles como si se tratara de merengue.

Si se habla de joyas arquitectónicas, se tiene que resaltar la Catedral, consagrada a Nuestra Señora de los Ángeles y que cuenta con dos torres de 73 metros de altura, considerados entre los más altos de la época.

Puebla: un destino muy chulo - Capilla-del-Rosario
Capilla del Rosario. Foto: José Arrieta

El Templo de Santo Domingo resguarda otro tesoro barroco: la fabulosa Capilla del Rosario, con sus paredes repletas de adornos estofados de oro, los cuales reflejaban el miedo de la gente de la época al vacío. Su belleza es tal que, cuando el papa Juan Pablo II la visitó en 1979, la llamó el “relicario de América”.

Pero si existe un lugar en el que, además de exaltar al espíritu, se puede hacer que la mente se ejercite, ese es la Biblioteca Palafoxiana. Fundada por el obispo Juan de Palafox y Mendoza en 1646, actualmente cuenta con un catálogo de 45 mil 59 volúmenes, los cuales incluyen libros y documentos que datan de los siglos XV al XX. El interior de la biblioteca, por sí mismo, con sus bancas de madera y el imponente globo terráqueo, merece una visita aparte.

Puebla: un destino muy chulo - Palafoxiana
Biblioteca Palafoxiana. Foto: José Arrieta

Tres barrios con distintas características son ideales para probar, tanto de forma gastronómica como cultural, algunas de las muchas cosas que tiene Puebla para ofrecer: se trata de los barrios de los Sapos, Artistas y Analco.

El primero, fundado en torno a los molinos que bordeaban el arroyo de San Francisco, es ideal para quienes quieran adquirir antigüedades y piezas de artesanía a precios accesibles. Además, es famoso por sus cafés y la oferta gastronómica circundante.

Instalado en 1940 por la iniciativa de los hermanos Márquez Figueroa, el barrio de los Artistas se extiende por el antiguo Parián y es el sitio en el que puedes adquirir obra de creativos locales, además de souvenirs únicos para recordar tu visita.

Generalmente, los mexicas y otros pueblos indígenas apodaban Analco al último sitio que encontraban en un lugar. Y Analco es el nombre del antiguo barrio dedicado a los pueblos originarios, ya en las afueras propiamente de la ciudad, donde puedes encontrar desde pan tradicional hasta algunas de las propuestas en mixología y gastronomía más modernas en la ciudad de Puebla.

Puebla: un destino muy chulo - qatar-2022