La respuesta que todos buscábamos
FrancoTirador

Nacho Lozano es periodista y autor. Ha sido reportero y presentador de noticias para radio, televisión e internet desde hace dos décadas; editor y columnista en diversos medios impresos nacionales e internacionales. Es presentador de Noticias Telemundo. Twitter: @nacholozano

La respuesta que todos buscábamos
Abelina López, alcaldesa de Acapulco, en medio de las críticas. Foto: Especial

Esta semanam el presidente de México Andrés Manuel López Obrador se recuperó del covidcito y un cateterismo. Qué bueno y qué tenga buena salud. Él ha prometido terminar con la inseguridad en México, así como la corrupción que la perpetua, así que lo queremos bien, de buenas y cumpliendo sus promesas.

La cosa se complica cuando lo que dice el presidente no corresponde con la maldita realidad. En corrupción, por ejemplo, México ocupa el lugar 38 entre los países de la OCDE, o sea, es el peor evaluado. Ocupa el lugar 18 de 19 naciones evaluadas del G20. De 100, México obtuvo 31 puntos. Es decir, está reprobado. Ni de panzazo.

No te pierdas:Chambistas de PRIMor

En el terreno de la (in)seguridad todo se pone peor cuando se nota que un nivel de gobierno dice una cosa distinta a la que declaró el otro nivel de gobierno. Incluso se contradicen. Aquí un ejemplo.

El presidente publicó en redes sociales:

Nos reunimos con el gobernador”, es un decir, “de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo y las presidentas y presidentes municipales de León, Irapuato, Salamanca, Celaya y Silao de la Victoria”, la zona caliente del estado, “tratamos asuntos de interés público”, atención en lo que sigue, “en especial lo relacionado con el agua y la seguridad”. Ahí clarito dice “seguridad”, ¿correcto?

Bueno, pues el góber lo desmintió. Al término del encuentro, Sinhue Rodríguez Vallejo explicó: “No se tocó el tema de seguridad”, ¿entonces?, ¿de qué seguridad habló el presidente con los representantes de los niveles estatal y municipal en la zona? ¿De la seguridad en uno mismo y la autoestima?

Por eso estamos tan mal. Hay especialistas que insisten en que los pésimos resultados en seguridad se deben, entre otras cosas, a la falta de comunicación, coordinación y confianza entre los gobiernos federal, estatal y municipal. Eso dicen los especialistas y expertos. Aquí tengo otra explicación que cambiará el rumbo de la historia: vino de la alcaldesa del sangriento Puerto de Acapulco, Abelina López, quien respondió a una pregunta de la prensa sobre el origen de la criminalidad en el municipio. La respuesta dejó como ignorantes y poco preparados a científicos, analistas y expertos en seguridad:

“Nosotros tenemos alrededor del 16.2% de pobreza extrema”, ¿no que con Morena en el gobierno eso se acabaría rapidito?, “que también puede ser un factor para la violencia”, de acuerdo, “el tema del género, también puede ser un factor para la violencia”, sin duda: las mujeres son las principales víctimas de la violencia de género, “la falta de empleo, también puede ser un factor “, ¡pero claro! La gente sin chamba puede encontrar en las organizaciones criminales una opción que pudre a las sociedades, “y (…) la calor (sic) también puede ser un factor para la violencia”, leyó usted bien, “la calor”, o el calor, según ella.

No te pierdas:Gripota

Y así se echan abajo todas las teorías, estudios y estrategias que las instituciones públicas y privadas en el mundo han desarrollado para entender y combatir los fenómenos de criminalidad, porque su causa es el “calor”. Pero la alcaldesa no paró ahí y dijo que “una mala alimentación, cuando uno trae una mala alimentación, por ejemplo, si comen más carbohidratos, te aceleras”, y por eso hay tanto crimen.

¡Son los carbohidratos, estúpido! Estábamos perdidos. La humanidad está perdida. Gracias, alcaldesa, por darnos tanta luz.

Para ser franco: yo grabaría con letras de oro la explicación de la presidenta municipal y la pondría debajo del letrero que en la autopista anuncia “Bienvenidos a Acapulco”.