340 millones de cristianos son perseguidos por su fe en todo el mundo: reporte
Foto: Isabella y Louisa Fischer en Unsplash

La persecución de los cristianos en todo el mundo ha aumentado durante la pandemia de Covid, con fieles a quienes se les niega la ayuda en muchos países, gobiernos autoritarios que redoblan la vigilancia y  militantes islámicos que se aprovechan de la crisis, reveló un informe de Open Doors.

Más de 340 millones de cristianos, uno de cada ocho, enfrentan altos niveles de persecución y discriminación debido a su fe, según la Lista Mundial de Vigilancia 2021 compilada por el grupo de defensa cristiana Open Doors.

Reporta que hubo un aumento del 60% con respecto al año anterior en el número de cristianos asesinados por su fe. Más de nueve de cada 10 del total mundial de 4,761 muertes ocurrieron en África.

“La creciente persecución de los cristianos en todo el mundo debería perturbarnos a todos”, dijo David Landrum, jefe de defensoría de Open Doors en Reino Unido e Irlanda. “La libertad de religión es lo que sustenta muchos otros derechos humanos y libertades civiles. Los gobiernos opresores lo saben y están explotando la crisis pandémica para apretar a los cristianos”.

Lee también: La madre de todas las preguntas

La Lista Mundial de Vigilancia clasifica a 50 países en los que los cristianos enfrentan persecución y discriminación, con Corea del Norte en el puesto número uno, como lo ha estado durante los últimos 20 años.

China ha vuelto a entrar en el Top 20 por primera vez en una década, y también se reporta un aumento en el autoritarismo y movimientos nacionalistas de gobierno en Turquía y la India.

El informe dice que a los cristianos en numerosos países de África y Asia se les ha negado la ayuda relacionada con el Covid, a veces por parte de funcionarios gubernamentales, pero más a menudo por los jefes de aldea o los concejos locales. En Kaduna, Nigeria, familias de varias aldeas informaron haber recibido una sexta parte de las raciones asignadas a las familias musulmanas.

En China, el gobierno ha aumentado la vigilancia, con sistemas de reconocimiento facial instalados en iglesias aprobadas por el estado en algunas áreas y servicios en línea monitoreados. La campaña del gobierno para dar un carácter chino (“sinificar”) el cristianismo resulta en que las cruces y otras imágenes cristianas se reemplazan por imágenes del presidente Xi Jinping y banderas nacionales. Además, se ha detectado que funcionarios comunistas seleccionan a los líderes de la iglesia, dice el informe.

En la India, el gobierno nacionalista hindú fomenta un clima en el que han aumentado los ataques y el acoso a cristianos y musulmanes.

Se ha bloqueado el financiamiento extranjero de hospitales, escuelas y organizaciones eclesiásticas administrados por cristianos.

En el África subsahariana, los cristianos se han enfrentado a niveles de violencia un 30% más altos que el año pasado a manos de grupos militantes islamistas que se aprovecharon del confinamiento y los gobiernos debilitados por la crisis. En Nigeria, el número de cristianos asesinados casi se ha triplicado a 3,800 muertes.

Entre los acontecimientos positivos se encuentran la nueva constitución de Sudán que garantiza la libertad de religión y ya no especifica que el islam es la religión del estado. En el norte de Irak, voluntarios musulmanes han estado reparando iglesias y hogares destruidos para alentar a los cristianos a regresar a la zona.

Open Doors ha publicado su Lista Mundial de Vigilancia todos los años desde 2002. Da a los países puntajes basados ​​en los niveles de violencia junto con la persecución en la vida privada, familiar, comunitaria, cívica y eclesiástica.