Soporte secreto: ¿Los sujetadores ayudaron a las Lionesses a ganar la Eurocopa 2022?
Chloe Kelly celebra el gol de la victoria de Inglaterra durante la final de la Eurocopa femenina de 2022. Foto: Michael Regan/Getty Images

Es posible que se convierta en una de las imágenes más icónicas de la historia del deporte inglés: Chloe Kelly agitando su camiseta de Inglaterra por encima de su cabeza mientras corre por la cancha con un sujetador deportivo blanco de Nike.

Pero si esas copas pudieran hablar, podrían reclamar una parte de la victoria de las lionesses para sí mismas.

Antes de la Eurocopa, los expertos en biomecánica mamaria recetaron sujetadores personalizados a las jugadoras de Inglaterra para mejorar su comodidad y garantizar que recibían el soporte adecuado. Según sus últimos datos, es posible que los sujetadores también hayan mejorado el rendimiento deportivo de las jugadoras.

“La evidencia sugiere que los sujetadores deportivos tienen beneficios para el rendimiento, beneficios para la comodidad y beneficios para la salud, así que yo diría que son tan importantes para las mujeres que hacen ejercicio como para los entrenadores”, comentó la profesora Joanna Wakefield-Scurr, de la Universidad de Portsmouth, quien dirigió el proyecto.

En el periodo previo a los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio de 2021, Wakefield-Scurr y sus colegas dieron recetas similares a 112 atletas británicas, en colaboración con el English Institute of Sport (EIS). Antes de su participación, la mayoría de las atletas usaban sujetadores holgados y mal ajustados, que ofrecían un soporte limitado, y muchas informaron que tenían molestias o dolor en los senos. Cuatro semanas después, el 87% de las atletas indicó que las recetas las habían beneficiado, y el 17% señaló que había mejorado su rendimiento deportivo.

“Nos alegramos mucho porque eso significaba que las atletas habían notado una diferencia en su rendimiento en la cancha, el campo o donde fuera, y esa diferencia era el resultado de haber cambiado su sujetador”, señaló Wakefield-Scurr.

En términos generales, los sujetadores deportivos se dividen en dos categorías. Están los sujetadores de compresión, que ayudan a reducir el movimiento de los senos comprimiéndolos contra el pecho, y los sostenes de encapsulación, que sostienen cada seno en copas individuales.

“Los sujetadores deportivos de compresión tipo crop top son muy comunes en el futbol”, comentó Wakefield-Scurr. “Pueden ser razonablemente eficaces para las atletas que tienen poco pecho, aunque también hay algunos sujetadores híbridos que se parecen a un crop top pero contienen un poco más de soporte, que es el que estaba usando Chloe (Kelly), parece un crop top desde la parte delantera, pero tiene un soporte más estructurado en su interior”.

Este soporte es importante. Investigaciones anteriores han sugerido que utilizar un sujetador mal ajustado puede generar múltiples problemas, desde dolor en los pechos y la flacidez de los tejidos hasta irritaciones en la piel. Además, también se descubrió que correr con un sujetador con poco soporte acorta las zancadas de las mujeres hasta 4 cm, lo cual podría suponer 1.6 km más a lo largo de un maratón.

“Algunas de nuestras investigaciones también han revelado la disminución de la actividad muscular en la parte superior del cuerpo como resultado del uso de un sujetador que se ajusta bien, lo que significa que potencialmente podrías alargar un poco más tu sesión de entrenamiento antes de sentirte fatigada”, explicó Wakefield-Scurr. “Si estás haciendo ejercicio y tus pechos se mueven mucho, básicamente trabajas más en la parte superior de tu cuerpo para intentar detener ese movimiento”.

Antes del Campeonato de Europa Femenino de la UEFA, Wakefield-Scurr brindó un curso general sobre los senos y los sujetadores a las Lionesses, seguido de sesiones individuales. “Analizamos sus necesidades relativas a los sujetadores y los problemas que habían experimentado con sus sujetadores deportivos, y después les recetamos sujetadores deportivos, entre ellos el que vimos que Chloe mostró a todo el mundo”, comentó.

“Eran sujetadores estándar, pero nos dimos cuenta de que las jugadoras realmente apreciaban la información sobre cómo ajustarlos, los estilos que les convenían más. Hay algunos productos realmente buenos en el mercado que pueden funcionar para las atletas de élite, pero se trata de ayudarlas a orientarse en el mercado”.

La Dra. Pippa Bennett, directora interina de los servicios médicos del English Institute of Sport y jefa médica de la Asociación de Futbol (FA) para el futbol profesional femenino, señaló: “Aunque el EIS no ha trabajado directamente con las Leonas, es grandioso ver que la FA –al igual que el EIS– ha dado prioridad al trabajo sobre la salud de las atletas femeninas, incluyendo el ajuste del sujetador”.

Además de inspirar a más mujeres para que jueguen futbol, Kelly –quien ha comentado que enmarcará su sujetador– puede haber provocado involuntariamente un auge en la compra de sujetadores deportivos. John Lewis comentó que las ventas habían aumentado un 140% durante el fin de semana, mientras que las búsquedas en Google de “sujetador deportivo Nike” se multiplicaron casi por diez después del partido del sábado.

Eso no es algo malo, dijo Wakefield-Scurr. “Lo que solemos ver con los sujetadores deportivos es que pueden ofrecer una mayor comodidad, y probablemente también cuentan con un poco más de I+D de fondo, porque algunas de las grandes marcas de ropa deportiva han invertido una gran cantidad de dinero en su desarrollo. Creo que la población en general puede obtener verdaderos beneficios al usarlos, y se pueden usar todo el día”.

Cómo elegir un sujetador deportivo de soporte

El mejor sujetador es el que se ajusta bien, pero como el pecho de las mujeres varía mucho en cuanto a tamaño, forma y composición, es posible que lo que le convenga a una mujer no le convenga a otra. Lo mismo ocurre con los sujetadores deportivos.

Los sujetadores de compresión pura están confeccionados con un material elástico que aplana los senos contra el pecho para minimizar el rebote. “El problema es que el tejido mamario no es comprimible. No disminuye, sino que el sujetador lo recoloca en otra parte”, explicó Wakefield-Scurr. “Para solucionar esto, los sujetadores de compresión deben tener bastante elástico, lo que suele hacer que sean bastante elásticos”.

Aunque pueden ser adecuados para las mujeres que tienen poco pecho y realizan actividades de bajo impacto, Wakefield-Scurr no los recomienda en general para las mujeres que hacen ejercicio. Los sujetadores encapsulados o híbridos son una mejor opción, porque incluyen copas que sujetan cada seno. Sin embargo, puede que no sea evidente qué tipo de sujetador estás viendo.

Wakefield-Scurr recomienda darle la vuelta al sujetador para verlo mejor: “Desde la parte externa, muchas veces no se puede saber (si es un sujetador híbrido), pero si le das la vuelta podrás ver la estructura, ya sea una copa moldeada que tiene una determinada forma, o una costura en la que se han cosido varios paneles para crear una forma tridimensional”.

Ambos tipos pueden ser igualmente eficaces, no obstante, algunas mujeres prefieren el grosor de una copa moldeada. Independientemente de cuál elijas, asegúrate de que tu sujetador no restrinja tu respiración, que la tela de la copa sea suave y no se arrugue, y que no se salga el tejido mamario. Otro consejo es que intentes saltar en el probador y mover los brazos. Si sientes dolor o molestias, prueba con otro sujetador.