‘Me daba mucha pena’: Martha Debayle revela que sufrió burlas por su cuerpo

Martha Debayle es una de las mujeres más influyentes de todo el país. Desde su podcast, su revista y sus entrevistas la han catalogado como una de las comunicadoras que destacan por su trabajo y su estilo, aunque su éxito y fama no llegaron solos y en entrevista con Yordi Rosado confesó varios obstáculos que tuvo que enfrentar.

Martha Debayle narró una de sus más dolorosas anécdotas que la dejaron marcada, la cual le ayudó a superarse y alcanzar el punto en el que está en su carrera, entre ellas, su relación con los hombres.

La conductora contó que por muchos años no sintió que encajaba en el estereotipo de la mujer bonita, debido a que creía que estaba pasada de peso. Debayle narró una anécdota en la que estaba en una fiesta y un joven se acercó a para invitarla a bailar, aceptó, pero se llevó una sorpresa cuando el joven la rechazó y se volteó para burlarse de ella con sus amigos.

“Me sentía gordita, me acuerdo que me decían ‘Martha hace ejercicio para que se le levanten las nalgas’ y bueno si te dicen a los 38 lo aceptas con mucho orgullo, pero cuando eres chiquita, pues te da pena, porque estaba nalgoncita, y eso me daba mucha pena”.

Ante esto, contó que su desarrollo corporal fue muy diferente al de otras adolescentes, pues fue hasta los 16 años que tuvo su primera regla, ante esto, su familia acudió a un ginecólogo para saber si había algo mal en ella, pero el especialista sólo recomendó esperar. Un año después, tuvo su primera menstruación.

Martha Debayle también dijo que algo que le desarrolló inseguridades fue su vida romántica, ya que contó que cuando sus amigos ya tenían novios y novias ella aún no lo había experimentado hasta los 21 años.

La conductora también recordó los problemas que tuvo con su madre, ya que ella le exigía de más, uno de esos temas fue la carrera que estudió, pues mientras iba en tercer semestre de Publicidad, ella quería hacer radio, por lo que tuvo que enfrentar a su mamá.

Además, Martha Debayle habló de su mayor temor a los lugares encerrados (claustrofobia), la cual no ha podido tratar e incluso narró la vez en la que tuvo que bajarse de un submarino debido a que se sintió mal.