La-Lista de los 10 tips para que tu bebé duerma tranquilo
Foto: Alicia/ Pexels

Pareciera que las noches en vela son un “rito de iniciación” cuando acabamos de ser padres, especialmente los primeros meses de vida de nuestros bebés. No tiene por qué ser así. A continuación te damos 10 tips para que tu bebé duerma tranquilo… ¡y tú también!

Antes de iniciar con los tips, es importante que seas paciente. Piensa que tu bebé estaba en un lugar en donde se sentía tranquilo, seguro y podía descansar cuando quería.

Ahora debe acostumbrarse a que las noches son para dormir, que hay tiempos para alimentarse y ya no está dentro de la pancita de mamá. Todo es un proceso, pero poco a poco, con ayuda de estos consejos, lograrás tu objetivo.

La-Lista de los 10 tips para que tu bebé duerma tranquilo

Liliana Amaro, coach de sueño infantil de Zzleep my baby, nos explicó algunos consejos para lograr el descanso de nuestros bebés. “Recuerda que los primeros meses los bebés duermen de 16 a 18 horas como mínimo. Es mucho, pero es lo recomendable”, dice la experta.

10

Crea una rutina

De acuerdo con Amaro, es muy importante tener una rutina de sueño desde que nuestros hijos son muy pequeños. De esta forma puedes organizar tu día, pero también te permite comprender sus patrones de sueño.

“Tener una rutina es fundamental, incluso cuando tus hijos son niños y hasta que son adolescentes. Es indispensable que comprendas que tu recién nacido debe dormir más, respeta sus siestas“.

9

Entiende a tu bebé, ¡háblale!

Los bebés son personas como nosotros, solo que no pueden hablar todavía. Observa a tu hijo e identifica lo que quiere comunicarte a través de los ojos, las reacciones que tiene a tus palabras y con el llanto. Habla con con tu bebé.

Siempre háblale y explícale lo que pasa a su alrededor. Si le cambias pañal, dile lo que estás haciendo. Si le das de comer, platícale lo que le ofreces. En cuanto al sueño, explícale que si está enojado es porque se siente cansado y tiene que dormir. Dile que ya es de noche, señala el cielo y explícale que ya no hay luz, que es hora de dormir“, indica la coach de sueño.

8

Conoce el tipo de llanto

Trata de identificar por qué llora tu bebé y los matices que tiene en su llanto. No es lo mismo el llanto de hambre, al de dolor o al de sueño.

“Muchos papás, en especial los hombres, pueden identificar que los bebés tienen diferente tipo de llanto. A veces las mamás no lo identifican por el cansancio, pero sean observadores y lo notarán. Cuando conoces el llanto de sueño, tienes la señal de que está cansado y es hora de llevarlo a su cuna“.

7

Ofrece un baño relajante

El baño ayuda a que el bebé se tranquilice y entre en un estado de relajación que conduce al sueño.

Hay mamás que prefieren bañar a su hijo en la mañana porque tienen ayuda y, está muy bien, como te acomodes, solo trata de integrarlo antes de la siesta para que crees una rutina.

“No es recomendable poner nada en el agua, a menos que sea un aceite dermatológico recomendado por el pediatra, pero solo agua tibia es suficiente. Durante la noche el baño te puede ayudar a que se duerma”.

6

Viste adecuadamente a tu bebé

Viste a tu pequeño acorde al clima donde vives, esto va a hacer que tu bebé duerma de forma más placentera.

Como sucede con los adultos, el frío o calor excesivo puede interrumpir nuestro sueño, no tapes a tu bebé demasiado. Trata de que tanto cobijas como la ropa de tu bebé sean de fibras naturales como el algodón.

Por cierto, te invitamos a que eches un vistazo a las prendas de Baby Creysi porque son cómodas, suaves y hechas con algodón hipoalergénico. Ideales para que tu bebé duerma tranquilo.

5

Unos minutos con mamá y papá antes de que duerma

Antes de que el bebé caiga rendido, es muy recomendable que dediques unos minutos de tiempo para hacer contacto visual, arrullarlo y acariciarlo. También puedes leerle:

“Es muy recomendable que el bebé y también los niños pasen tiempo con los papás antes de dormir. Para mí la menor actividad es la lectura porque incrementa el apego, es una actividad calmada, de baja intensidad, que puede llevarse a cabo en la cama y con la que siempre.

4

Lleva una alimentación adecuada

Tanto la alimentación del bebé como la de la mamá son importantes. Si el bebé es amamantado, una dieta equilibrada por parte de la madre le ayudará en su descanso. Si ya come hay que vigilar que no consuma alimentos muy calóricos o que sus comidas sean muy pesadas.

Hay que checar que el niño no ingiera alimentos con mucha azúcar o calorías que necesite quemar antes de ir a dormir. Se recomienda como mínimo darle de comer media hora antes de irse a la cama, pero lo ideal son dos horas antes de irse a dormir el último alimento. Evita que se duerman con la mamila en la boca porque causa caries en sus primeros dientes y hay riesgo de atragantamiento”.

3

Observa los signos de sueño de tu pequeño

Si tu bebé bosteza, cabecea o empieza a poner su cabecita en tu hombro son signos de que tiene sueño.

El cabeceo es una señal drástica, también cuando ya empieza a recostarse. Cuando detectes las señales, llévalo de inmediato a su cama a dormir. A veces nos tardamos más y ahí es cuando empiezan a despertarse nuevamente. Lo ideal es atender a las señales al instante”.

2

Busca un lugar confortable para que tu bebé duerma

Hay un mito que dice que debes acostumbrar a dormir al bebé en cualquier lugar: con luz, con ruido, incluso en sillas, sillones, etc. Además de peligroso, estos mitos no toman en cuenta la necesidad de descanso del pequeño.

“Yo te pregunto, ¿cómo te gusta dormir a ti? ¿Puedes dormir con ruido o luz? Si es así eres un caso extraño porque la mayoría dormimos en lugares cómodos, confortables, oscuros y en silencio. Eso es también lo que se recomienda para los bebés”.

1

Inculca hábitos desde que nacen

El último punto de Liliana Amaro es que empieces a fomentar hábitos de sueño en tus hijos desde que son recién nacidos.

“Los hábitos que se introducen desde pequeños son los que se llevarán toda la vida. Son buenas prácticas que se pasan y les ayudarán toda la vida. Un niño que duerme bien será un adulto que se adaptará a la sociedad más fácil y estará feliz”, finaliza la especialista.

Este artículo se publicó originalmente en Baby Creysi. Consúltalo aquí.