9 estados viven su peor momento de la pandemia en la tercera ola de Covid-19
Foto: Alexa Herrera / La-Lista

A casi un año y medio de que se registraran los primeros casos Covid-19 en el país, una tercera ola de contagios azota a México y ha traído nuevamente las imágenes de hospitales saturados, módulos de pruebas rápidas llenos y autoridades locales que se apresuran a imponer medidas sanitarias para atender la emergencia.

El Tablero de Covid-19 del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) muestra que en las últimas semanas prácticamente todos los estados de la República han tenido un alza de contagios, pero particularmente nueve entidades federativas son las que atraviesan su peor momento en términos de casos confirmados en esta tercera ola.

Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Colima, Guerrero, Nayarit, Quintana Roo, Sinaloa y Veracruz son los estados que, entre junio y agosto de este año, han superado los contagios que habían registrado en meses anteriores. Estas entidades están inmersas en una dinámica similar a la que atravesaron la Ciudad de México y el Estado de México a principios de 2021, cuando llegaron a su punto máximo de transmisión del virus.

“Era previsible que el relajamiento de las conductas sociales y la reactivación de múltiples actividades cotidianas redundara en la aparición de nuevos contagios”, señala Malaquías López Cervantes, profesor de Salud Pública de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). “Este escenario social de mucha y muy fuerte relación entre las personas ha conducido a contagios y están creciendo de una manera muy veloz”.

El pasado 2 de agosto, los nueve estados que actualmente atraviesan su peor momento por la tercera ola sumaron en conjunto 1,962 contagios confirmados, mientras que el 31 de enero de este año, en el peor mes de la pandemia en México a nivel nacional, acumularon apenas 398 casos.

Nayarit, un estado con poco más de un millón de habitantes, es un ejemplo del repunte de contagios. Esta entidad había tenido su peor día el pasado 21 de enero con un total de 109 casos, pero hace una semana y media, el 28 de julio, esa meta se rompió al registrarse 413. A través de su cuenta de Twitter, Antonio Echeverría, gobernador nayarita, ha hecho varios llamados a sus ciudadanos para que mantengan las medidas sanitarias y así evitar el colapso hospitalario.

Campeche y Chiapas son otros estados que llaman la atención, ya que estas entidades federativas contuvieron los contagios de la segunda ola del Covid-19 a principios de este año y eso les valió para que la Secretaría de Salud (Ssa) los mantuviera en semáforo epidemiológico “verde”. En comparación con ese momento, el pasado 2 de agosto Chiapas registró 210 contagios confirmados en 24 horas, una de sus cifras más altas.

“A nivel nacional no se ve tan inclinado el crecimiento de los contagios, pero si vemos algunos estados prácticamente nos encontramos con una pared: venían a la baja los contagios, se estabilizan y luego te topas con una pared que es un crecimiento bastante acelerado”, menciona Marco Sánchez-Guerra, consultor público en Epidemiología Ambiental y Salud Pública.

Te podría interesar: Casi 4,000 recién nacidos, contagiados por Covid-19 en México

Para los expertos consultados por La-Lista hay varios factores que detonaron esta tercera ola de contagios: falta de uso de cubrebocas, escasas medidas de sana distancia y sanitarias, la reactivación social y económica de varias actividades, así como la falta de comunicación del gobierno federal sobre la situación de la pandemia.

Arturo Erdely, actuario y doctor en Ciencias Matemáticas, ha seguido de cerca la evolución de la pandemia y en su cuenta de Twitter publica proyecciones sobre el crecimiento de la tercera ola de contagios. Según los cálculos del experto, los casos de Covid-19 podrían seguir creciendo hasta la cuarta semana de agosto, un par de días antes de que la Secretaría de Educación Pública (SEP) reanude las clases presenciales.

La tercera ola de contagios en nuestro país, así como el repunte de casos en otras partes del mundo, ha sido a causa de la variante Delta del SARS-Cov2 que se originó en la India. Los especialistas de México y el mundo han alertado que esta variante del virus es más contagiosa, comparándola incluso con la varicela, por lo que sugieren que su propagación puede darse incluso en espacios abiertos.

No te pierdas: ‘Salieron a la calle como si nada’; tercera ola de Covid-19 afecta más a los jóvenes

En relación con esto, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) informó que en los primeros 15 días de julio el Covid-19 llegó a 412 municipios donde no había podido entrar en los meses anteriores.

Aunque son nueve estados de la República los que atraviesan su peor momento en la pandemia, hay otras entidades federativas que han registrado miles de contagios en las últimas semanas y poco a poco se acercan a sus niveles récords de transmisión del virus. Este es el caso de Sonora, Nuevo León, San Luis Potosí, Estado de México, Michoacán, Jalisco, Hidalgo, Oaxaca y Tabasco.

Saturación de hospitales por tercera ola

La tercera ola del Covid-19 también ha estado acompañada de un aumento en las hospitalizaciones, aunque en este rubro aún no se han alcanzado las cifras de enero, cuando los institutos médicos llegaron a su tope y hubo más muertes. El Sistema de Información de la Red IRAG que la Ssa actualiza diariamente muestra que a nivel nacional los hospitales están al mismo grado de ocupación que en noviembre de 2020.

En lo particular, la Red IRAG también revela que los nueve estados que están atravesando su peor momento en la pandemia van agotando su disponibilidad hospitalaria. En promedio, Colima tiene una ocupación del 91.8% en los institutos donde hay pacientes con Covid-19; Nayarit, 84.5%; Veracruz, 72.7%; Guerrero, 69%; Sinaloa, 57.6%; Chiapas, 55%; Quintana Roo, 46.8% Campeche, 39.8%, y Baja California Sur, 31.3%.

En cuanto a las camas con ventilador, en promedio Colima tiene una ocupación del 84.8%; Nayarit, 81.2%; Guerrero, 63.8%; Veracruz, 62.5%; Sinaloa, 58.5%; Chiapas, 51.2%; Baja California, 51.7%; Quintana Roo, 35.4%, y Campeche, 28.8%.

También lee: México está en proceso de reconversión hospitalaria por tercera ola de covid

Aunque la ocupación hospitalaria de estas nueve entidades sigue creciendo, la Red IRAG informa que estos estados aún tienen en su conjunto 119 centros médicos que actualmente no tienen pacientes con coronavirus y podrían ser aprovechados.

Al respecto, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, dijo hace dos días en una conferencia de prensa que México se encuentra en un nuevo proceso de reconversión de hospitales para evitar un problema de saturación.

El hecho de que el aumento de contagios sea superior a las hospitalizaciones ha sido abordado por distintos especialistas. El subsecretario López-Gatell atribuyó este fenómeno al avance de la aplicación de vacunas en el país. Hasta el 4 de agosto, en total 26,152,992 personas ya recibieron el esquema completo de inmunización y otras 22,463,742 han recibido una dosis del biológico, con más de 48.6 millones de dosis aplicadas.

En ese sentido, haber recibido una vacuna previene que la enfermedad se agrave en las personas y que sean hospitalizadas, aunque no impide que se contagien con el coronavirus; por ello, el número de casos se ha ido incrementando en el país.

Ante el problema de las hospitalizaciones, Malaquías López, de la UNAM, considera que las autoridades deberían imponer más restricciones para prevenir la movilidad y así evitar la muerte de personas, aunque sea en menor cantidad que en el pasado.

“Se podría ser mucho más asertivos con la población para ayudarles a protegerse, ha habido mucho relajamiento por los mensajes que vienen desde arriba, de las propias autoridades federales que tienen poco cuidado con los mensajes que mandan y su comportamiento personal”, señala el académico.

En tanto, Sánchez-Guerra, consultor para temas de salud, insta a la población a tomar la iniciativa y continuar con las medidas sanitarias para prevenir cualquier contagio. “Después de vacunados es extremadamente importante que la gente se debe seguir cuidando, las vacunas ayudan, pero no son la solución”, concluye.