Niños y niñas regresan a clases con mínimo de contagios y con ómicron al acecho
El regreso a clases presenciales deja dudas en muchas madres y padres de familia. Foto: Cortesía / tamaulipas.gob.mx

A partir de este lunes 3 de enero millones de niños y niñas regresarán a sus clases presenciales para continuar con el ciclo escolar 2021-2022.  El retorno a las aulas se llevará a cabo en medio de una disminución de contagios de Covid-19 entre los menores de edad, pero también con la variante ómicron reproduciéndose en el país.

En México había 82 mil 234 casos de SARS-CoV2 en niños y niñas hasta el pasado 12 de diciembre, según las estadísticas publicadas por el Sistema Nacional de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes (Sipinna). Los contagios en los menores de edad alcanzaron su punto máximo el 29 de agosto del 2021, cuando hubo 2 mil 454 confirmaciones en 24 horas, y a partir de esa fecha la cifra ha ido a la baja de manera constante.

Un día después, el 30 agosto, los niños, niñas y adolescentes regresaron a sus clases presenciales por primera vez desde el inicio de la emergencia sanitaria en México. Esa decisión fue criticada por el riesgo de que hubiera un aumento de casos de coronavirus dentro de las aulas, pero las cifras del Sipinna indican que eso no sucedió.

Cinco meses después, tras las vacaciones de Navidad y de fin de año, los menores de edad volverán a las escuelas otra vez, pero en esta ocasión el contexto es distinto. Hace un par de semanas llegó a nuestro país la variante ómicron, una cepa que es mucho más contagiosa que las anteriores variaciones del coronavirus.

El 20 de diciembre pasado la Global Initiative on Sharing All Influenza Data (GISAID), una plataforma internacional especializada en enfermedades virales, reportó 23 casos de ómicron en México y 10 días después ya eran 284, un aumento de más del 1000%, ejemplo de la velocidad con la que se reproduce la nueva variante.

Niños y niñas regresan a clases con mínimo de contagios y con ómicron al acecho - Covid-19-en-ninos-y-ninas
Más de 82 mil niños y niñas se han contagiado de Covid-19 en casi dos años,

A pesar de esto, especialistas consultados por La-Lista consideraron que los mexicanos no tienen por qué alarmarse si siguen las medidas preventivas de siempre —como el uso de cubrebocas, la sana distancia o evitar reuniones en lugares cerrados—, además de que las escuelas son espacios seguros si se tienen protocolos sanitarios adecuados.

En cuanto a la aplicación de la vacuna, que los especialistas consideran como la principal herramienta para combatir al Covid-19, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) ya autorizó el uso del biológico de Pfizer-Biontech para los niños y niñas que tienen más de 12 años, no obstante, en México apenas inició la inmunización de los jóvenes de 15 años.

Hasta el 30 de diciembre de 2021, 72 millones 780 mil 356 personas adultas y jóvenes ya tenían un esquema completo de vacunación, lo cual equivale al 57% de la población de México.

‘No hay que alarmarse ante ómicron y el regreso a la escuela’

Los estudios realizados hasta ahora sobre ómicron revelan que esta variante es más contagiosa que las anteriores, pero no hay pruebas de que provoque una enfermedad más grave en las personas.

Hasta el 12 de diciembre de 2021, un total de 812 niños, niñas y adolescentes que dieron positivo a SARS-CoV2 fallecieron, según los datos del Sipinna. En la segunda semana de diciembre pasado se registraron seis muertes, por lo que las autoridades educativas y las familias no pueden bajar la guardia ante ómicron.

En los últimos días también ha habido indicios de una cuarta ola de contagios al acecho de México. Al mismo tiempo que GISAID registró un aumento de casos de ómicron, el gobierno de la Ciudad de México suspendió un concierto masivo en el que iba a tocar la banda Los Ángeles Azules con motivo del fin de año y suspendió la verbena navideña en el Zócalo capitalino..

José Campillo, virólogo y académico de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), insiste en que la mejor herramienta para cuidarse del Covid-19 ante una cuarta ola es la vacuna.

“Aunque los niños sí son susceptibles a contagiarse no hay que alarmarse. Yo pienso que todo niño que enviemos a la escuela debería estar vacunado, o al menos sus papás, mamás, profesoras y profesores deben estar vacunados”, declara Campillo.

Si bien a mediados del año pasado muchas personas cuestionaron la reapertura de escuelas, la realidad es que la asistencia de los menores a las instituciones educativas no afectó el rumbo de la pandemia.

Por eso Andreu Comas, epidemiólogo de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, pide a toda la población “tomar la experiencia del pasado” y aplicar los mismos protocolos sanitarios del primer regreso a clases, con el fin de que los más jóvenes puedan estudiar sin problemas.

No enviar a las hijas e hijos si tienen síntomas de gripe; ventilar los salones; siempre utilizar cubrebocas; lavado de mano constante, o tomar clases al aire libre si es posible son algunas de las recomendaciones de los especialistas en salud. Las mismas desde que se reabrieron las escuelas hace medio año, pero que aún siguen vigentes.

La primera apertura de las escuelas en agosto del 2021 “demostró que estos espacios pueden ser seguros. Con buenos protocolos es plausible tener el regreso a clases. Si tomamos la experiencia del semestre pasado nos va a ir muy bien, el secreto será estar muy estrictos y apegados a los protocolos”, menciona Comas.

‘Ante ómicron, no debe haber margen de error en regreso a clases’

La Secretaría de Educación Pública (SEP) fijó para este 3 de enero el regreso a clases presenciales a nivel nacional, aunque las autoridades de Yucatán, Tamaulipas, Quintana Roo, Nuevo León, Hidalgo, Guanajuato, Coahuila, Chihuahua, Baja California Sur y Baja California ya informaron que reabrirán las escuelas entre el 4 y 17 de enero si las condiciones epidemiológicas lo permiten.

Estos estados pospusieron el regreso a clases por las bajas temperaturas y con el argumento de que, si los niños y las niñas se contagiaron en las reuniones de Navidad y fin de año, los casos de Covid-19 se pueden reproducir en las aulas.

Niños y niñas regresan a clases con mínimo de contagios y con ómicron al acecho - estados-regreso-a-clases

Andreu Comas consideró posible que en el regreso a clases haya brotes de coronavirus entre los estudiantes, aunque no necesariamente por la reapertura de escuelas.

“El regreso a clases va a ser complicado porque la cuarta ola de contagios se va a dar durante el regreso de vacaciones. Fácilmente va a haber brotes y no porque se hayan generado en las escuelas, sino en las casas y en las vacaciones, por eso es importante que las instituciones educativas tengan buenos protocolos sanitarios”, dice Comas.

A pesar del riesgo latente de una cuarta ola, el investigador opinó que el regreso a clases presenciales es necesario para favorecer el desarrollo de las niñas y los niños, y también mencionó que las escuelas son espacios seguros siempre y cuando tengan protocolos sanitarios.

“Para evitar la transmisión de ómicron no va a haber margen de error ni de ser permisivos en cuanto si un niño tiene gripa, si tiene tos o si le duele la cabeza. Las escuelas van a tener que ser muy estrictas”, asevera Comas.

El regreso a clases presenciales en México ha sido alentado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, organismos internacionales y organizaciones sociales, quienes coincidieron en que el desarrollo social e intelectual de las niñas y los niños se podría afectar por el cierre de las escuelas, que ya estuvieron así durante 18 meses.

Delfina Gómez, titular de la SEP, dijo el pasado 23 de noviembre en una comparecencia ante la Cámara de Diputados que más de 22 millones de estudiantes volvieron a las aulas antes de las vacaciones de fin de año. Lo mismo hicieron más de 1 millón 700 mil trabajadores de la educación.

José Campillo, también integrante de la Sociedad Mexicana de Virología, se mostró en favor de que las escuelas reabran. El especialista llamó a la población a no tener miedo y señaló que una manera efectiva de prevenir los contagios en las instituciones educativas es cuidar a los niños y las niñas desde casa.

“Puedes tener las escuelas cerradas, pero si dejo que mi hijo de 10 años se vaya con sus amiguitos a jugar en espacios cerrados sabiendo que ómicron está presente, esto nunca se va a acabar”, indicó Campillo.