Mindfulness en casa
Espacio mindfulness

Es escritora, periodista, cantautora, maestra de yoga y meditación, conferencista internacional y directora de Mindfulness del Yomu Institute. Es la cofundadora del sistema de Mindfulness Yomu, emprendedora apasionada y mamá de tres hijos. Su cuarto libro Enciende tu corazón está a punto de salir a la venta. Instagram: @cynthiazakofficial

Mindfulness en casa
Camina como si besaras el suelo

Lee este pensamiento del maestro de mindfulness Thich Nhat Hanh de su libro Introducción a la práctica de la meditación: “La gente usualmente considera que caminar en el agua o en el aire es un milagro. Yo pienso que el verdadero milagro es caminar en la tierra. Todos los días estamos participando de un milagro que ni siquiera reconocemos, el cielo azul, las nubes blancas, el césped, los ojos curiosos de un niño y nuestros propios dos ojos. Todo es un milagro”.

Su simpleza y poesía nos trae inmediatamente al sentimiento de agradecimiento y asombro por todo lo que nos rodea y la práctica de la atención plena refuerza el hábito de sentir cada instante como único y maravilloso.

Thich Nhat Hanh
Thich Nhat Hanh. Foto: Duc-pixiduc/WikiCommons.

“Camina como si tus pies estuvieran besando la tierra”

Te comparto dos maneras concretas de vivenciar esto e incorporarlo a tu vida cotidiana, desmitificar el mindfulness y hacerlo moneda corriente para mejorar desde el interior hacia el exterior, usa los marcos de las puertas y caminar dando gracias.

Los umbrales 

  • Cada vez que pasas bajo un umbral o marco de una puerta usa la oportunidad para volver al momento presente. 
  • Intenta no pisar el umbral sino pasar por encima con el pie derecho. Respira antes de hacerlo.
  • Puedes elegir lo que quieres convocar en cada marco de la puerta ya sea paciencia, alegría, agradecimiento, respiración etc.
  • Se pueden colocar notas o carteles en los marcos con palabras de lo que queremos que suceda en cada uno de ellos (por ejemplo agradezco, estoy atento, respiro)

Activas tu despertador de la consciencia dentro de la cotidianidad. Une la práctica de la atención plena con los objetos que te rodean e integras tu ser con el medio ambiente otorgando a los espacios una proyección poderosa y especial a tu favor.

Ya no pasas de ambiente a otro ambiente, o de la casa a la calle, sino que entras en portales llenos de energía favorable que además te recuerdan tu verdadera esencia y el potencial de transformación que todo te ofrece.

Puedes hacer una práctica adicional maravillosa en donde cada vez que pases por los marcos pienses en personas que por alguna razón no pueden caminar, que están inmovilizados física o mentalmente y tráelos a tu mente y corazón. Invítalos a pasar contigo y dedicarles cada portal para que ellos también sientan la libertad y  la posibilidad de transitar. Eso te despega de tu ego, te conecta con el agradecimiento y con la posibilidad de servir a otros en todas las circunstancias.

Camino dando gracias

“Camina como si tus pies estuvieran besan la tierra”, dice Thich Nhat Hahn y con esta imagen otra vez el gran maestro zen del mindfulness nos dice que la práctica se hace en todo momento. Ahora vas a imaginar que tus pies besan la tierra, que cada pisada es un agradecimiento:

1 Ya sea en tu casa, afuera o en tu lugar de trabajo, decide conscientemente caminar dando gracias

2 Vas a visualizar un camino de agradecimiento en cada pisada

3 Si puedes hacer más lenta tu caminata, mejor porque tomas más tiempo para el ejercicio

4 En cada pisada dices mentalmente o en voz alta Gracias

Energéticamente subes tu nivel vibracional, ya que esta palabra es una de las más poderosas para transformar estados de ánimo negativos y letárgicos.

Incorpora al igual que en el ejercicio del umbral el pensamiento de otros, de quienes por cualquier razón no pueden caminar y moverse por sí solos. Estás activando tu poder interior, tu verdadero liderazgo para beneficiar a otros y a la vez transformar tu energía para honrar y respetar la tierra.

Instagram: @cynthiazakofficial