Representación y grupos vulnerables
Tácticas Parlamentarias

Analista y consultor político. Licenciado en Ciencia Política por el ITAM y maestro en Estudios Legislativos por la Universidad de Hull en Reino Unido. Es coordinador del Diplomado en Planeación y Operación Legislativa en el ITAM. Twitter: @FernandoDworak

Representación y grupos vulnerables
Foto: Pixabay

El sistema de derechos y libertades que gozamos no solo es producto de siglos de luchas, a menudo sangrientas, contra el poder. También hablamos de un sistema que siempre está revisándose para incluir cada vez más personas y derechos, tal y como las diversas sociedades se tornan cada vez más complejas.

Por ejemplo, nadie en el México de 1857 se imaginaba que habría voto universal masculino directo y secreto, lo cual se alcanzó en 1912. En el segundo año, el voto femenino era una extravagancia que se estaba discutiendo en Europa y Estados Unidos, hasta que en 1953 fue un logro. Todavía pasarían décadas de subrepresentación y estereotipación, hasta que recientemente se habló de cuotas de género, luego de fórmulas compuestas por dos mujeres, hasta la paridad plena en el acceso a candidaturas.

De la misma forma, el reconocimiento a grupos vulnerables plantea el reto de darles el goce pleno de derechos políticos, incluida la representación. Ahora bien, cada grupo puede tener distintas circunstancias, por lo que será necesario pensar en nuevas reformas con distintas figuras legales entre sí. 

Por ejemplo, las personas mexicanas residentes en el extranjero ganaron su derecho a votar durante el sexenio de Vicente Fox, pero todavía falta por hacer para darles una representación clara a través de su voto. Entre las diversas formas que se han experimentado se encuentran darles asientos de representación a personas migrantes, lugares para esta población en las legislaturas locales o el debate en torno a la creación de una sexta circunscripción para representarles.

En este sentido, el Instituto Nacional Electoral aprobó el año pasado una serie de acciones afirmativas para permitir que grupos vulnerables alcanzaran asientos de representación en la Cámara de Diputados, las cuales entraron en vigencia para esas mismas elecciones. De esta forma, los partidos estaban obligados a ajustar sus candidaturas para cumplir este criterio para cada una de sus listas de personas candidatas. Son:

Representación y grupos vulnerables - Tabla

Al ser la primera experiencia, los partidos trataron de postular a personas que no correspondían a estas categorías y casi todos los casos terminaron en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Algunos fueron retirados, otros no. Sin embargo, se espera que los criterios para acreditar las diversas identidades sean calibrados rumbo a 2024.

¿Qué sigue? Además de revisar los procesos de acreditación es necesario pensar que las acciones afirmativas son, en algunos casos, medidas provisionales. Por ejemplo, en el caso de las personas migrantes. En segundo lugar, estas reformas abrirán la discusión sobre nuevos cambios, como políticas incluyentes y una cultura de tolerancia y respeto.

También hay varios retos a nivel del órgano legislativo: por ejemplo, de poco sirve la representación si los partidos envían a sus personas legisladoras a comisiones donde simplemente se les estereotipa. Otro tema se refiere a la infraestructura, adecuando las instalaciones a una movilidad personal plena, como rampas y pavimento antiderrapante. También está el tema de la creación de protocolos internos para garantizar un ambiente de respeto. Sobre eso escribiré la próxima semana.