Britney no está sola: Las historias de tutelas con abusos se repiten
La cantante Britney Spears. Foto: Facebook / Britney Spears

Erik Kramer recuerda el momento en que su expareja reapareció en su vida por los registros bancarios. “En abril ya me robaba. Para octubre de 2016, cinco meses después de volver, ya me había quitado 50 mil o 60 mil dólares”, explica a La-Lista el exquaterback de los Chicago Bears y los Detroit Lions de la NFL durante la década de los 90. 

Este californiano, de 56 años, tiene un recuerdo nebuloso de lo sucedido porque en aquel entonces aún se estaba recuperando de una lesión cerebral. Su tragedia empezó en 2011, cuando su hijo mayor, Griffen, murió de una sobredosis de heroína a los 18 años de edad. Desde entonces, una cadena de sucesos lo llevaron a ser víctima de una tutela legal abusiva, a ser otra ‘Britney‘.

El abuso legal

El movimiento Free Britney ha prendido las alarmas sobre esta figura, llamada conservatorship o guardianship en inglés, de la que la cantante estadounidense está peleando por liberarse. Britney Spears lleva 13 años bajo la tutela de su papá, James Spears, y, hasta hace unos días, de la compañía de gestión de patrimonios Bessemer Trust. Durante este lapso, ambos han decidido su vida personal —por ejemplo, impidiéndole tener hijos— y han gestionado sus finanzas, con un patrimonio valorado en unos 60 millones de dólares.

La tutela es una figura legal que sirve para proteger a las personas adultas que por alguna incapacidad o limitación, generalmente mental, no pueden gestionar sus vidas. “¿Quién se casa con alguien que te roba? ¡Nadie!”, reclama Kramer, para ilustrar qué es ser incapaz con el ejemplo de su matrimonio con Cortney Baird, la exnovia que reapareció en su vida en 2016.

Para saber más: Kevin Wu, cofundador de Free Britney: ‘Es muy reconfortante dedicar todo mi tiempo a su libertad’

Cuatro años después de la pérdida de su hijo Griffen y la de su mamá al año siguiente, víctima de un cáncer, Kramer intentó suicidarse. La bala que se disparó desde debajo de su mandíbula le dejó con una grave lesión del lóbulo frontal. Durante el proceso de rehabilitación reapareció Cortney, una exnovia que tuvo antes de 2015. Erik cree que vio en él una presa fácil.

Después de cinco meses con ella, su familia y amigos más cercanos contrataron a un detective para descubrir qué pasaba con los retiros de dinero de su cuenta. “Ni lo recuerdo, ni sé qué aspecto tenía”, confiesa Kramer, en relación a su lesión cerebral. El detective logró que la misma Cortney confesara el robo y, mientras no se iniciaba un proceso penal contra ella, aconsejó a la tía, la hermana y la mejor amiga de Kramer que solicitaran una tutela legal para evitar que le continuara vaciando las cuentas.

A pesar de ello y a pesar de la investigación en curso, en diciembre de 2016, Kramer y Baird se casaron, un “falso” matrimonio, como él dice. El exquaterback era literal y médicamente incapaz de comprenderlo todo: ni el robo, ni su boda ni la necesidad de una tutela legal que le protegiera. Ahí fue cuando entró en lo que él describe como un sistema viciado. 

Después de la explosiva declaración de Britney Spears ante la Corte de Los Ángeles que lleva su caso, la cantante logró su primera victoria el 14 de julio: el juez le permitió elegir su abogado. “Como Britney, yo no podía elegir a mi defensa porque era incapaz, alguien tenía que hacerlo por mí”, explica Kramer. En su caso, el juez, también en una corte de Los Ángeles, le designó a Michael Harrison y, en septiembre de 2017, se le asignó una tutora profesional para gestionar sus finanzas, Aileen Federizo. 

También te puede interesa: ¿Cuál es el futuro de la tutela de Britney Spears?

Ambos estaban informados del robo, de la confesión de Cortney, de la investigación en su contra y de la incapacidad de Kramer, explica el exquaterback. “Por la negligencia de Harrison (y Federizo), esto pasó: el matrimonio y el robo siguieron”, resume. Desde que inició la tutela, calcula que Baird le robó entre 220 mil y 250 mil dólares más. 

La-Lista contactó al abogado Harrison y a la defensa legal de la expareja, de la firma Ridley Defense. Ambos rechazaron hacer declaraciones. Ni Cortney Baird ni la tutora legal, Aileen Federizo, respondieron a la solicitud de entrevista a la fecha de publicación de este trabajo. 

Britney, la punta del iceberg

“En el condado de Los Ángeles esto es un gran problema. Los jueces creen que tienen que hacer lo que los abogados nombrados por el juzgado les piden”, explica la abogada especializada en tutelas legales Lisa McCarley. 

Ella inició su activismo en pro de una reforma de esta figura legal en 2020, a raíz del impulso que dio el movimiento Free Britney. Lleva años defendiendo a familias de este tipo de abusos y, en junio de este año, se unió a la manifestación ante la corte de Los Ángeles el día de la comparecencia de Britney Spears. 

Ella, así como otros colectivos que han denunciado la figura de la tutela legal, manejan la cifra de 1.3 millones de adultos que hoy están tutelados. De estos, se estima que alrededor del 7% lo están bajo circunstancias abusivas.

“El modus operandi que usamos para describir estos casos es: aísla a la víctima, difama a los protectores legítimos y liquida el patrimonio”, explica Rick Black, cofundador del Center for Estate Administration Reform (CEAR). Él y su esposa crearon la organización para abogar por una reforma del sistema de tutelas en 2014, cuando perdieron a su suegro mientras estaba tutelado por su segunda esposa. Desde entonces, han aconsejado a unos 4 mil casos de abusos. 

britney spears
Foto: Facebook / Britney Spears

El patrón de aísla-difama-liquida es el que se siguió en el caso de los Black, que fue mediático porque en 2017 la tutora y esposa del suegro, Helen Natko, fue condenada por explotación a un adulto mayor y robo por una cantidad de 195 mil dólares

Este fue el monto que Natko transfirió de una cuenta personal de Del Mancarelli, el suegro de Rick Black, a una cuenta que tenían compartida. Cuando Black y su esposa se dieron cuenta, iniciaron los pleitos para establecer una tutela legal que protegiera al anciano, que entonces, 2012, tenía 81 años y demencia diagnosticada. En 2018, una Corte de apelaciones del estado de Nevada revocó la condena contra Natko y pidió que se repitiera el juicio, lo cual, nunca sucedió. 

Desde el momento en que fue cautivo, en 2013, nosotros nunca fuimos capaces de verlo fuera de su casa, ni de hablar con él a solas. Muchas de nuestras llamadas nunca se las pasaron. Todos los regalos y fotos que él tenia en su habitación, fueron quitados y desechados”, describe Rick sobre cómo Natko tenía a su suegro en la casa de esta, en Las Vegas. 

La-Lista contactó al abogado de Helen Natko, Daniel Foley, quien se limitó a comentar, por email, que la hija de Mancarelli, Terri Black, nunca probó que ella era la persona más indicada para ostentar la tutela de su papá y que los 195 mil dólares estaban en una cuenta conjunta que creó el mismo Mancarelli. Natko nunca gastó un centavo

Para Black, el dinero es el motor principal detrás de la mayoría de tutelas legales abusivas. En los adultos mayores, suelen durar pocos años y “el valor promedio del patrimonio de un adulto de 75 años en EU es de 300 mil dólares”, dice. “Una vez el juez firma la orden de tutela, todos se alimentan de ese patrimonio”. 

A su familia, los años de pleitos les costaron un millón de dólares, calcula. Por otra parte, Erik Kramer explica que no solo tenía que pagar los servicios de su tutora profesional, sino que también, los de la abogada de esta. En total, durante el año que duró la tutela, las tarifas de ambas se elevaron a 50 mil dólares. 

Cuando Black habla de la disfuncionalidad del sistema menciona la complicidad que él ve entre abogados, jueces y tutores. “Abogados depredadores se han hecho un nicho con dinero de ciudadanos inocentes. La única cosa que frena estas atrocidades es el discernimiento y la intencionalidad del juez. Si este es negligente o, siendo francos, cómplice criminal, puede dilapidar millones y millones de dólares”, asegura.

La solución

¿Tiene pruebas de algún tipo de corrupción en el sistema de tutelas legales? “No”, asegura Black, pero sí cree que la falta de preparación de los jueces hace que estos se dejen llevar por los argumentos de los abogados, no pidan evidencias ni escuchen a los tutelados. McCarley coincide: “No tengo duda que los jueces hacen lo mejor que pueden solo que no saben qué hacen”.

Y a ello se suma la falta de control. “Cada estado requiere que se presenten reportes, normalmente, financieros. Pero no muchos tienen los recursos para hacer investigaciones independientes a las cortes y así, controlar si la rendición de cuentas refleja qué está sucediendo (con las tutelas)”, explica Charlie Sabatino, representante de la Barra Americana de Abogados (ABA, por sus siglas en inglés).

Sabatino sostiene que la asociación profesional es de carácter voluntario y que ellos no tienen la capacidad de sancionar a sus asociados por malas prácticas. En todo caso, la responsabilidad recae en los estados. Bajo su competencia está fomentar el cumplimiento de la ética profesional y de mejorar la legislación, en este caso, de la figura de la tutela legal. 

También puedes leer: Britney Spears: la Cámara de Representantes de EU presenta un proyecto de ley para terminar con el abuso de la tutela

Antes del boom de Free Britney, ya había iniciativas en varios estados para regular esta figura. Pero desde la consternación global por el caso de la cantante, estos esfuerzos llegaron al Capitolio. La Cámara de Representantes de EU tiene entre manos la La Ley de Libertad y Derecho a Emanciparse de la Explotación (FREE Act por sus siglas en inglés). Su intención es facilitar la terminación de estas tutelas cuando hay indicios de que no velan por el interés de la persona incapaz. De esa forma, se permitirá al tutelado solicitar el reemplazo del tutor privado designado por uno público o un familiar o agente privado, sin tener que probar el abuso.

Kramer solo pudo liberarse de la tutela de Aileen Federizo cuando firmó un acuerdo de que no la demandaría por negligencia, y solo pudo recuperar el control de sus finanzas cuando un médico volvió a declararlo capaz, en junio de 2020, explica. En febrero de ese año, Baird fue arrestada y está pendiente de juicio. El estado de California le imputa 12 cargos, entre ellos, abuso de adulto mayor, robo de identidad y falsificación de documentos.

La regulación es necesaria para el presente y para el futuro, porque cuando toda la generación del baby boom entre en edad senil, la situación se agravará. “(Las víctimas tuteladas) suelen ser mujeres, porque viven más años y tienen bastante patrimonio, y con demencia diagnosticada”, explica McCarley. Sin embargo, nadie está fuera de peligro, de hecho, la abogada asegura que el caso de la artista es excepcional.

“Fíjate en Britney: exitosa, rica, con talento y aún así, ha pagado a sus capturadores millones de dólares para mantenerla en una tutela de 13 años que podría haberse desestimado en el primer momento”, dice Rick Black. “Si esto puede sucederle a Britney Spears, puede sucederle a cualquiera”, concluye.