Es posible que existan virus ‘en otros lugares del universo’, advierte científico
Podrían necesitarse una serie de microbios y otros agentes microscópicos para sustentar la vida en otros planetas, incluidos los virus. Foto: Alamy Stock Photo

La pandemia del Covid-19 ya ha cambiado por completo la vida tal y como la conocemos, y sin duda ha provocado que algunas personas quieran dejar el planeta.

Ahora, un destacado científico advierte que los virus no solo pueden encontrarse en la Tierra, sino que podrían aparecer, en caso de existir vida, en otros lugares del universo.

El profesor Paul Davies, astrobiólogo, cosmólogo y director del Beyond Center for Fundamental Concepts in Science de la Universidad Estatal de Arizona, comentó que la idea de los extraterrestres abarca desde la vida microbiana hasta las civilizaciones súper avanzadas que podrían enviarnos señales.

Pero Davies respaldó la idea de que probablemente se necesitaría una amplia gama de microbios y otros agentes microscópicos para sustentar la vida en general, independientemente de la forma que adopte. Y parece que los virus, o algo que desempeñe un papel similar, podrían ser parte de la ecuación.

“En realidad, los virus forman parte de la red de la vida”, comentó Davies. “Yo esperaría que si hay vida microbiana en otro planeta, es inevitable tener, si va a ser sustentable y sostenible, toda la complejidad y robustez que conlleva la capacidad de intercambiar información genética”.

Davies explicó que se puede considerar a los virus como elementos genéticos móviles. De hecho, diversos estudios sugieren que el material genético de los virus se ha incorporado a los genomas de los seres humanos y otros animales a través de un proceso conocido como transferencia genética horizontal.

“Un amigo mío cree que la mayor parte del genoma humano, aunque sin duda una fracción significativa, tiene en realidad un origen viral”, comentó Davies, cuyo nuevo libro, What’s Eating the Universe?, se publicó la semana pasada.

De acuerdo con Davies, aunque se conoce de sobra la importancia de los microbios para la vida, se valora menos el papel de los virus. Pero comentó que si existe vida celular en otros mundos, es probable que existan virus o algo similar para transferir información genética entre ellos.

Además, dijo, es poco probable que la vida alienígena sea homogénea.

“No creo que se trate de ir a algún otro planeta y que solo exista un tipo de microbio y que sea perfectamente feliz. Creo que tiene que ser todo un ecosistema”, añadió.

Aunque la idea de que existan virus extraterrestres puede parecer alarmante, Davies sugiere que no hace falta que los humanos entren en pánico.

“Los virus peligrosos son aquellos que están muy adaptados a sus huéspedes”, señaló. “Si realmente existe un virus extraterrestre, lo más probable es que no sea para nada peligroso“.

Los comentarios de Davies surgen después de que un estudio, publicado a finales de agosto, sugirió que podrían detectarse señales de vida más allá de nuestro sistema solar en un periodo de dos a tres años.

Pero la necesidad de tomar en cuenta ecosistemas completos no solo se aplica al considerar la vida extraterrestre.
Davies, cuya conversación está llena de referencias a antiguos colegas y asociados, desde Stephen Hawking hasta Fred Hoyle, el gran, aunque poco convencional, exdirector del Instituto de Astronomía de la Universidad de Cambridge, comentó que también resulta importante en caso de que los humanos intenten colonizar otro planeta.

“La mayoría de la gente piensa que, bueno, necesitaríamos tener naves espaciales muy grandes, y después una especie de reciclaje de cosas para el muy largo viaje, y también toda la tecnología que habría que llevar”, señaló.

“En realidad, la parte más difícil de este problema es qué microbiología tendríamos que llevar: no basta con llevar unos cuantos cerdos y papas y cosas así y esperar que cuando llegues al otro extremo todo sea maravilloso y autosustentable”.

Aunque el Covid-19 dejó a la mayoría de nosotros con una visión sombría respecto a los virus, Davies comentó que no todos son malos. “De hecho, la mayoría, son buenos”.

Entre sus funciones positivas, los virus que infectan a las bacterias, conocidos como fagos, pueden ayudar a mantener las poblaciones bacterianas bajo control, aunque también se han relacionado a los virus con una serie de otros procesos importantes, desde ayudar a las plantas a sobrevivir en suelos extremadamente calientes hasta influir en los ciclos biogeoquímicos. Y, como señala Davies, es posible que una fracción significativa del genoma humano sea el remanente de antiguos virus.

“Escuchamos sobre el microbioma dentro de nosotros, y existe un microbioma planetario”, señaló Davies. Pero, argumenta que también existe un viroma humano y planetario, que incluye virus que juegan un papel fundamental en la naturaleza.

Creo que sin los virus, no existiría vida sustentable en el planeta Tierra“, comentó.