Síguenos

 

Ciencia

Pequeños rastros de ADN encontrados en el polvo de una cueva pueden revelar la vida secreta de los neandertales

Una técnica avanzada para recuperar material genético puede ayudar a resolver el misterio del hombre primitivo.

Un modelo de un hombre de Neandertal en el Museo de Historia Natural de Londres. Foto: Malcolm Park editorial / Alamy Stock Photo

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Los científicos han identificado cambios importantes en las poblaciones neandertales de Europa a partir de rastros de sangre y excrementos que dejaron en una cueva española hace 100,000 años.

El descubrimiento es la primera demostración importante de una nueva y poderosa técnica que permite a los investigadores estudiar el ADN recuperado de los sedimentos de las cuevas. No se necesitan fósiles ni herramientas de piedra para tales estudios. En cambio, se emplean minúsculos restos de material genético que se han acumulado en el polvo del suelo de una caverna para revelar secretos antiguos.

El poder del análisis de ADN del polvo de las cuevas es el equivalente científico de “extraer polvo de oro del aire”, dijo un investigador, lo que ha generado esperanzas de que podría transformar nuestra comprensión de cómo se comportaban nuestros ancestros.

Lee: Banco de ADN, poco efectivo para investigar delitos de género, advierten expertos

“El potencial de esta tecnología es fantástico”, explicó el profesor Chris Stringer del Museo de Historia Natural de Londres. “No es necesario tener una herramienta de piedra o un hueso fósil para saber si un ser humano antiguo vivió o trabajó en un sitio. Todo lo que necesitas es el ADN que dejaron en los escombros de sus casas-cueva. Eso tiene enormes implicaciones para todo tipo de investigaciones”.

Los objetivos para futuros análisis de ADN de la tierra de las cuevas incluyen estudios de los denisovanos, una misteriosa especie de humanos primitivos que vivieron en el este de Asia hace decenas de miles de años. Al estudiar los sedimentos en cuevas y otros sitios en India, China y otras partes de Asia, los científicos pudieron descubrir cuán ampliamente se extendió esta especie antes de extinguirse.

La técnica también podría ayudar a los investigadores a arrojar nueva luz sobre el Homo floresiensis, el pueblo Hobbit de cuerpos pequeños que vivió en Indonesia hace más de 50,000 años, pero que dejó solo una escasa colección de restos. Además, podría usarse para señalar el momento exacto del éxodo de los humanos modernos de África y su entrada a Europa hace decenas de milenios.

En cada caso, los estudios actuales se han visto frustrados por la falta de evidencia sólida, un problema que no afecta el análisis de ADN del polvo de las cuevas. Desarrollada por científicos del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Alemania hace cuatro años, la utilidad de esta técnica se demostró en un artículo de “prueba de concepto” publicado en la revista Science en 2017. Los científicos revelaron que podían identificar el ADN neandertal entre todos los demás fragmentos de material genético encontrado en cuevas.

Te recomendamos: ‘Está en nuestro ADN’: Costa Rica quiere que el mundo avance hacia el cambio climático

Ahora, el equipo ha llevado la tecnología a un nuevo nivel al estudiar la identidad genética exacta de los neandertales que una vez vivieron en la cueva de la Galería de las Estatuas, en el norte de España. Los resultados se publicaron nuevamente en Science.

“La Galería de las Estatuas es una cueva bien estudiada en la que tenemos una clara evidencia de que los neandertales vivieron allí durante decenas de miles de años”, dijo el investigador del Max Planck, Benjamin Vernot, director de la investigación. “No creemos que hayan enterrado a sus muertos allí, pero sí creemos que quizá cortaron carne allí. Ocasionalmente, se habrían cortado y sangrado en el suelo de la cueva. Del mismo modo, sus bebés habrían depositado excrementos allí y, por lo tanto, habrían dejado su ADN”.

El punto clave de la Galería de las Estatuas es que ha sido estudiada con mucho cuidado por paleontólogos y arqueólogos para analizar y fechar con precisión cada capa de sedimento de la cueva. “Eso significa que podríamos poner una fecha exacta a las muestras de ADN que encontramos en cada capa”, declaró Vernot. Y eso llevó a un descubrimiento inesperado. El equipo descubrió que, hace unos 100,000 años, la población que había estado viviendo en la cueva durante milenios fue reemplazada por un grupo completamente diferente neandertales.

Era como si una población humana moderna de europeos hubiera sido reemplazada por asiáticos”, dijo Vernot. “Sin embargo, no tenemos idea de si esto fue un reemplazo violento o un proceso relativamente lento”.

No te pierdas: La biología molecular, una de las protagonistas durante la pandemia

Sin embargo, Vernot señaló que en esta época la Tierra experimentó un cambio significativo en el clima cuando los sistemas meteorológicos se enfriaron. “Podría ser que la primera población no pudo tolerar o sobrevivir el frío en los alrededores de la Galería de las Estatuas y se extinguió o decidió irse. Más tarde, cuando mejoró el clima, se instaló una nueva población, con una firma genética diferente”, agregó Vernot.

Eso revela el poder del análisis de ADN de la tierra de las cuevas, indicó Stringer.

“Obtener una imagen más amplia de cómo se movían las poblaciones pasadas de humanos antiguos, como los neandertales, ha sido difícil de evaluar solo a partir de trozos ocasionales de hueso y alguna herramienta de piedra”, dijo. “Sin embargo, estudiar el ADN que han dejado nos da una ventana completamente nueva a nuestra prehistoria.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Cultura

El canciller Marcelo Ebrard anunció que las piezas arqueológicas estaban en manos privadas, quienes las restituyeron ante la embajada.

Cultura

Leonardo López Luján, director del Proyecto Templo Mayor, calificó la decisión del INAH y la Secretaría de Cultura como un 'golpe de timón'.

México

Los trabajos de investigación incluyen excavaciones y demoliciones en el domicilio del supuesto feminicida.

Actualidad

El hallazgo de estos restos óseos y de los 19,428 objetos asociados se trata de uno de los más importantes en la arqueología del...

Publicidad