El futuro del caso Ayotzinapa está en riesgo por la intromisión de la FGR, alerta el GIEI
Foto: Isis Mata / Obturador MX

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) alertó que el futuro de la investigación del caso Ayotzinapa está en riesgo por la intromisión de la Fiscalía General de la República (FGR), institución que desmanteló su propia unidad especial dedicada a averiguar la desaparición de los 43 normalistas en Iguala, Guerrero.

En 2019 la FGR ordenó la creación de la Unidad Especial de Investigación y Litigación del Caso Ayotzinapa (UEILCA), pero el pasado mes de agosto la misma Fiscalía comenzó con su desmantelamiento: le quitó los policías de investigación con los que contaba e hizo de lado a Omar Gómez Trejo, fiscal especial del asunto, quien no fue consultado sobre algunas órdenes de aprehensión solicitadas y canceladas en torno a 16 militares y cinco civiles presuntamente responsables de la desaparición de los estudiantes.

Luego de la intromisión de la Fiscalía, Omar Gómez Trejo presentó su renuncia al cargo como fiscal especial del caso Ayotzinapa y el gobierno federal aún no informa de manera oficial si habrá otra persona a cargo de la unidad especial o si seguirá existiendo.

“Las consecuencias de haberse entrometido en las facultades y actuación que estaba siendo llevada a cabo del titular de la UEILCA, por parte de la FGR, afectan el futuro del caso“, reconoció el GIEI en un informe de 40 páginas que dio a conocer luego de una conferencia de prensa ante medios de comunicación.

En su comparecencia ante la prensa los expertos del GIEI acusaron que la UEILCA fue “despojada” de las carpetas de investigación del caso Ayotzinapa, que ahora está en manos de la Unidad de Asuntos Internos de la FGR y de fiscales que antes pertenecían a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).

Según los integrantes del GIEI, los movimientos en contra de la UEILCA se empezaron a dar en enero de este 2022 y en febrero se intensificaron porque la unidad especial habría empezado a investigar a funcionarios de la misma FGR, quienes presuntamente participaron en actos de tortura en el sexenio anterior para fabricar la “verdad histórica“, una versión de la desaparición de los 43 normalistas que ya fue desmentida por los expertos independientes.

Sobre las intromisiones de la FGR en la unidad especial, el GIEI añadió que “dichas acciones no han contado con el conocimiento y mucho menos consentimiento del GIEI, y muestran un camino preocupante que llevará a mayor impunidad del caso“.

Ángela Buitrago, integrante del GIEI, advirtió que la renuncia de un fiscal especial puede retrasar por lo menos entre tres y cinco años los resultados de una investigación, en referencia a la salida de Gómez Trejo de la UEILCA.

“Aquí hay que tener mucho cuidado porque precisamente la pérdida de este conocimiento de los fiscales hace inclusive que se dejen por fuera, como sucedió en la imputación de Murillo Karam (extitular de la PGR, vinculado a proceso por los delitos de tortura, desaparición forzada y contra la administración de justicia), elementos probatorios muy fuertes”, señaló Buitrago. “La salida de los fiscales va a a generar una consecuencia negativa, y ya la está generando, en el tema del conocimiento de los casos”.

Francisco Cox, otro experto independiente, también cuestionó el desmantelamiento de la unidad especial del caso Ayotzinapa que trabajaba de la mano con el GIEI y con la Comisión presidencial de la Verdad y Acceso a la Justicia (Covaj), dirigida por Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos.

Pero Cox no se limitó a cuestionar la intromisión de la FGR en la investigación, sino que advirtió que “hay fundado temor de que puedan haber represalias” en contra de Omar Gómez Trejo, pues la Unidad de Asuntos Internos de la Fiscalía inició una auditoría de la UEILCA por la carpeta de investigación que había abierto en contra de personal militar.

El GIEI, un grupo conformado por cuatro expertos enviados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para investigar el caso Ayotzinapa, termina su misión en México este 30 de septiembre, aunque se quedará un mes más para concluir la verificación de algunas pruebas del caso, así como para vigilar que no se tomen represalias contra Gómez Trejo, quien antes era el secretario técnico de esta agrupación.

La intervención de elementos de la FGR ajenos al caso Ayotzinapa no es nueva. En febrero de este año el grupo de expertos presentó otro informe en el que reportó “resistencias” de la Fiscalía para ejecutar una orden de aprehensión en contra de un ministerio público, además de la ejecución extrajudicial de una persona sospechosa a manos de integrantes de esta institución.

Desde el 2019 el gobierno federal y la FGR habían anunciado avances constantes en el caso Ayotzinapa, uno de los compromisos del presidente Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, con el desmantelamiento de la UEILCA y la cancelación de 21 órdenes de aprehensión contra sospechosos el panorama de acceso a la verdad no se ve más cerca.

Alejandro Encinas asistió al mensaje de medios que dieron los expertos independientes. Al concluir, expresó su reconocimiento al trabajo del fiscal especial Omar Gómez Trejo y dijo que su relación con el fical general de la República, Alejandro Gertz Manero es institucional.

El futuro del caso Ayotzinapa está en riesgo por la intromisión de la FGR, alerta el GIEI - qatar-2022