¿No había medicamentos? Universidades darán seguimiento al desabasto en hospitales
Padres y madres de niños con cáncer reclaman por el desabasto de medicamentos en México. EFE/ Foto: Sáshenka Gutiérrez

Los reclamos por la falta de medicamentos en centros de salud y hospitales públicos se cuadruplicaron en los últimos años, por lo que universidades y organizaciones crearán un observatorio para dar seguimiento a los problemas de desabasto del sector salud.

Según un informe de la organización Nosotrxs, en 2017 las instituciones federales del sector salud no surtieron 3 millones 585 mil recetas médicas, cifra que aumentó a 24 millones en 2021.

La organización Nosotrxs también reportó que en 2021 se registraron 11 mil 369 quejas por desabasto de medicina en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), 42.5% más que en 2020, y también hubo 4 mil 168 quejas en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), 96.3% que hace dos años.

Con este diagnóstico, iniciará su labor el Observatorio de Acceso a los Medicamentos e Insumos para la Salud (Ocamis).

El nuevo observatorio no solo revisará las recetas no surtidas por instituciones federales, sino que también investigará el papel de las dependencias estatales en la escasez de medicamentos. A este esfuerzo se sumarán investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Colegio de México (Colmex), la Universidad de Guadalajara (UdeG), la Sociedad Mexicana de Salud Pública y Nosotrxs.

Oscar David Mejía, secretario técnico del Ocamis, explica que el observatorio enviará solicitudes de información a instituciones federales y las secretarías de Salud estatales para entender las causas y consecuencias de la escasez de medicamentos. Los investigadores también pedirán tener diálogo con autoridades a través de su Comisión Ejecutiva, que tiene su sede en el Centro de Investigación en Políticas, Población y Salud de la Facultad de Medicina de la UNAM.

“Nuestro objetivo principal es construir un espacio de colaboración donde participen todos los actores involucrados en la cadena de acceso a medicamentos e insumos para la salud de todos los sectores, tanto representantes de las instituciones del sector público como representantes de la industria farmacéutica y grupos de pacientes”, señala sobre el proyecto Mejía.

Aunque el Ocamis no tiene el propósito de recibir denuncias ciudadanas sobre escasez de medicamentos, la gente y el personal médico interesado podrá participar en diálogos organizados por los expertos para compartir sus experiencias. Hoy 4 de agosto los integrantes del observatorio darán a conocer su página de internet, donde la población se podrá registrar para acudir a las mesas de diálogo.

El secretario técnico del Ocamis dice que hasta ahora los investigadores del observatorio han dialogado con pacientes que padecen enfermedades raras, aquellas que están presentes en menos de cinco personas por cada 10 mil, y también con gente que padece un malestar crónico.

Con estos diálogos y las cifras que recaben por medio de las solicitudes de información, el observatorio empezará a emitir recomendaciones a las instituciones del sector salud para posteriormente buscar un diálogo con autoridades e incluso con las cámaras farmacéuticas que ya han sido invitadas para trabajar con el Ocamis.

“Queremos aprovechar las capacidades técnicas y el apoyo de las alianzas que hemos construido para generar un ambiente de colaboración y hacer recomendaciones que influyan de manera positiva en la atención de las problemáticas. No solo queremos abrir un montón de datos, queremos ir más allá y sumar esfuerzos”, dice Mejía.

¿Por qué hay escasez de medicamentos en México?

La escasez de medicamentos se ha convertido en un problema en los últimos años. Personas con cáncer y con Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH), entre otros sectores, han realizado diversas protestas porque no encuentran medicinas en sus unidades médicas.

El Ocamis será una plataforma complementaria al proyecto Cero Desabasto de Nosotrxs, donde las personas pueden reportar la escasez de medicamentos. Esta información luego es utilizada por la asociación civil para elaborar informes.

“En zonas rurales como urbanas el nivel de surtimiento de recetas de medicamentos está en su peor nivel de los últimos seis años de acuerdo con el Sistema Nacional de Indicadores de Calidad en Salud”, menciona Andrés Castañeda, experto en Salud Pública y coordinador de las Causas de Salud de la asociación Nosotrxs.

Sobre los motivos por los que hay escasez de medicamentos, Castañeda opina que el problema se ha detonado por las malas decisiones al momento de adquirir medicamentos, ya que las instituciones responsables no han escuchado las opiniones de personas expertas o de la industria farmacéutica.

“La adquisición de medicinas es una cadena, no puedo decir ahora compro esto sin saber si la farmacéutica lo puede producir, no puedo comprar un medicamento si no hay dónde guardarlo, no puedo designar un distribuidor si no tiene las capacidades”, dice Castañeda, “No se pueden tomar estas decisiones sin las y los expertos que están en todos los sectores”.

Por ese motivo Castañeda consideró que el surgimiento del Ocamis es una buena noticia para México, ya que se trata de un “espacio neutral” liderado por universidades al que pueden acudir especialistas, autoridades, pacientes y representantes de farmacéuticas para encontrar una solución conjunta al desabasto de medicamentos.