Organización denuncia ejecución extrajudicial de 5 jóvenes en Nuevo Laredo
Vecinos se enfrentaron con militares tras la ejecución extrajudicial de cinco jóvenes. Foto: Captura de pantalla.

El Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo, Tamaulipas, denunció que elementos del Ejército mexicano ejecutaron extrajudicialmente a cinco jóvenes e hirieron a otro de gravedad en la colonia Manuel Cavazos Lerma de esa ciudad, lo que derivó en que civiles encararan a los uniformados, quienes dejaron abriéndose paso con una balacera.

A través de un comunicado, la organización dio a conocer que los hechos ocurrieron durante la madrugada del domingo 26 de febrero, cuando los jóvenes se dirigían a sus domicilios abordo de una camioneta tipo Pick Up después de asistir a un antro.

Los jóvenes fueron identificados como Gustavo Pérez Beriles, Wilberto Mata Estrada, Jonathan Aguilar Sánchez, Gustavo Ángel Suárez Castillo, de origen estadounidense, y Alejandro Trujillo Rocha. Mientras que otro de nombre Luis Gerardo se encuentra grave en un hospital privado con al menos dos impactos de bala en su cuerpo, de acuerdo con la organización que ya ha representado a otras víctimas de violencia por parte de elementos de seguridad federales.

El Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo aseguró que la camioneta en la que se trasladaban los jóvenes recibió más de veinte disparos cuando se encontraba en el crucero de Huasteca y Méndez.

Además, afirmó que testigos aseguraron que luego de que los militares dispararon en varias ocasiones hacia el vehículo, al menos dos jóvenes fueron ultimados con disparos en la nuca mientras estaban en el suelo.

“En Nuevo Laredo los militares están fuera de control, no respetan las órdenes de su comandante supremo de no matar heridos, no masacrar y respetar los Derechos Humanos de las personas”, señaló el Comité de Derechos Humanos.

Por estos hechos, dijo, habitantes y familiares de los jóvenes enfrentaron a golpes al personal militar, ya que aseguraron que no estaban armados ni había motivo para que los privaran de la vida.

Por ello, hizo un llamado urgente al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), así como a la Fiscalía General de la República (FGR) y a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, para que se ordene una investigación exhaustiva de “esta nueva masacre (…) agravada por dispersar a balazos a un grupo de ciudadanos enardecidos por tanto abuso e injusticia”.

Videos que circulan en redes sociales documentaron a civiles encarando a los elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), y cuando algunos de ellos golpean a dos uniformados.

También cuando un militar dispara al suelo para dispersar a los ciudadanos molestos.

El medio local Elefante Blanco detalló que los pobladores enfrentaron a los militares luego de que engancharon la camioneta blanca Chevrolet Silverado, para llevársela.

La misma fuente explicó que los pobladores cerraron el paso parándose frente a la grúa, arrojaron piedras, soltaron la camioneta. Ahí fue cuando un militar cayó y fue golpeado por varios civiles y otro más fue atropellado por una unidad militar.

Tras ello, los militares fueron atacados a pedradas y dejaron esa zona de Nuevo Laredo en medio de una balacera al aire, de acuerdo con el mismo medio.

Agreden a defensor de Derechos Humanos en Nuevo Laredo

Por otro lado, el titular del Comité, Raymundo Ramos Vázquez, denunció que fue agredido por 12 militares cuando acudió a atender esta situación en la colonia donde ocurrió la masacre.

“Cuando personal del Ejército mexicano intentaba arrastrar la camioneta de las víctimas hacia las instalaciones de las FGR, familias de las víctimas y colonos comenzaron a intercambiar golpes con varios de los militares y el operativo se salió de control”, explicó.

Agregó que al menos tres militares accionaron sus armas, fusil y pistola para dispersar a las personas inconformes, mientras que otro grupo del Ejército se dirigió a él para “ordenarle” que grabara la agresión a uno de sus compañeros e inmediatamente le propinaron un par de manotazos, le tiraron su teléfono celular y finalmente intentaron “arrollarlo con una camioneta de la Secretaría de la Defensa Nacional”.

Raymundo Ramos mencionó que dicha confrontación entre familiares de los jóvenes y vecinos de la colonia Manuel Cavazos Lerma es “la más clara manifestación de hartazgo a los abusos que cometen los militares en Nuevo Laredo”.

Síguenos en

Google News
Flipboard
La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales