Nopal chic

Futuros alternos

Es escritor, periodista, locutor y productor en Aire Libre 105.3 FM y gestor cultural. Ha escrito para medios como Vogue, RollingStone, Esquire, Código, El Universal, entre otros, y colaborado en Imagen Radio, Ibero 909, Reactor y Bullterrier FM.  Twitter: @mangelangeles

Nopal chic


México mágico, México paradójico.

Escena 1:

Personaje amante de la moda entra a IG (Instagram) e inmediatamente da un “like” a una publicación que tiene como imagen a una marca internacional. Nombre usted a quien quiera: Prada, Jacquemus, Marc Jacobs, Gucci, Burberry.

Escena 2:

Personaje lee una noticia sobre plagio a una comunidad indígena mexicana. Nombre usted aquí a su favorita: Isabel Marant, Louis Vuitton, Carolina Herrera. Incluye un comentario, las opciones son infinitas pero, aquí algunas opciones:

  • Pésimo. Alguien debería regular esto. ¡Por qué lo permiten!
  • Las autoridades deberían hacer algo para que no vuelva a pasar
  • ¡Compren artesanal por favor y no a estas marcas!

Al mismo tiempo en que todo eso sucede, personaje compra a través de la tienda online de CIHUAH, una de las bolsas pertenecientes a su colección más reciente de accesorios. Una diferencia: las bolsas han sido realizadas con piel vegana de la marca Desserto, un bioplástico creado a partir de las fibras de nopal por Adrián López Velarde y Marte Cázarez, que es biodegradable y con origen renovable. Piel vegana mexicana usada por una marca mexicana en productos de diseño mexicano. 

Sobre esto, Vanessa Guckel, diseñadora de CIHUAH, dice: “el objetivo es ofrecer una alternativa sostenible y sin crueldad, con bajo consumo de agua, sin productos químicos tóxicos, ftalatos y PVC. Como marca mexicana, es muy importante para nosotras trabajar con artesanos locales y con materiales hechos en México. Hemos seleccionado un elemento ancestral y sagrado en la cultura de las antiguas civilizaciones mexicanas, la obsidiana, y un material novedoso e innovador, el cuero natural hecho de nopal, planta cactácea de origen mexicano”.

Y así, mientras en México se sigue comprando Prada, Alexander McQueen y Chanel, como pocas naciones en el mundo hacen, también se está produciendo y consumiendo, un tipo de vanguardia. “Un tipo”, digo, con todas las palabras que puedo, luego de muchos años de seguir la industria y trabajar de manera directa o indirecta con ella. Un tipo, porque la industria de la moda en México no puede compararse todavía con el circuito internacional. Al menos en términos comerciales. Lo tenemos pero: ¿lo consumimos?

En México, a diferencia de países como Francia, Brasil, o Italia, donde el trabajo artesanal y de indumentaria nacional está reconocido como un eje prioritario de la industria, lo que hacen nuestros creadores -que incluyen a diseñadores artesanales y no artesanales- no figura como prioridad. Su consumo tampoco es un eje vital del andamiaje económico que le representa aunque generen millones de pesos cada año. Incluso luego de los grandes avances que los últimos años han traído consigo.

Qué decir de la tecnología de la mano de la moda y la vanguardia. Y con todo y ello, alguien -nuestro personaje- compra una bolsa hecha de piel vegana de CIHUAH y con ello perpetua, al menos momentáneamente, un proyecto. Cuatro modelos -aquí abajo publicados- que demuestran que las marcas mexicanas además de resilientes son propositivas. Cuatro modelos que nos recuerdan que el enfoque tiene que ser distinto por los tiempos en que vivimos. Cuatro modelos que nos recuerdan que los modelos de negocio y consumo han cambiado y siguen mutando.

También puedes leer: Not made in Mexico

Nopal chic: aquí.

Pertinente aclaración: Vanessa Guckel, diseñadora de CIHUAH no nació en México pero ha construido aquí una marca que no solo abona a nuestra economía sino también a nuestro criterio y por ende, imaginario. CIHUAH es, ergo, una marca mexicana que además, alimenta a familias mexicanas.

Escena 3:

Personaje encuentra una pieza de indumentaria mexicana y al verla entiende que todo el trabajo creativo dentro de ese concepto de moda es moderno y evoluciona. Lo entiende y lo consume y así, un día, estamos en un lugar distinto, valoramos de otra forma y vestimos de otra. Y así, de esa manera tan sencilla, ese acto político que implica elegir la manera en que vestimos cada mañana frente a nosotros mismos, impulsa un cambio de perspectiva que influye en todo y con ello cambia lo que conocemos como México.

Nopal chic: sí.

Sirva esto como una idea.

Miguel Ángel Ángeles es escritor, periodista, locutor y productor en Aire Libre 105.3 FM y gestor cultural. Ha escrito para medios como Vogue, RollingStone, Esquire, Código,  El Universal entre otros, y colaborado en Imagen Radio, Ibero 909, Reactor y Bullterrier FM. Consume diseño nacional desde hace años y cree firmemente que hay mucha tela de dónde cortar.

Mail: [email protected] / Twitter: @mangelangeles / IG: @miguelangelangeles