Namastech
In-grid Telecom

Doctora en Comunicación y Pensamiento Estratégico. Dirige su empresa BrainGame Central. Consultoría en comunicación y mercadotecnia digital, especializada en tecnología y telecomunicaciones. Miembro del International Women’s Forum

Namastech
Foto: Pixabay

India, un país con una población de 1,366 millones de habitantes –de acuerdo con el censo de 2019– y que proyecta para el 2025 tener 900 millones de usuarios activos en internet, continúa demostrando un crecimiento acelerado desde su comparativa de 2020, cuando tenía aproximadamente 750 millones de internautas.

Actualmente India es un centro digital que durante el 2020 empleó a 4 millones de personas en el sector tecnológico, y transformó su economía digital al ritmo que la prestación de servicios de tecnologías de la información hoy es casi cuatro veces más rentable que la de Estados Unidos.

A este crecimiento se suma la aprobación del Departamento de Telecomunicaciones de India para fortalecer un plan nacional de incentivos vinculado a la producción (PLI Scheme), con el que el gobierno busca fortalecer la competitividad, reducir la dependencia a las importaciones, y en consecuencia, generar nuevos empleos.

Con esta adhesión, empresas multinacionales como Nokia India Solutions & Networks, Foxconn, Commscope, HFCL, Dixon Technologies, Coral Telecom y GS India, entre muchas otras, generarán empleo para 40 mil empleados en el sector telecom. El plan incluye también el impulso de investigación y desarrollo (I+D) de empresas locales, que se comprometen a invertir el 15% de sus ingresos para la creación de productos innovadores, fabricación de redes de acceso para radio en 4 y 5G, etcétera.

Mientras tanto, en China empresas estadounidenses como Apple y Tesla están padeciendo freno en su producción, tras la estricta política de consumo de energía en Beijing, justo cuando estamos por entrar a la temporada más alta de ventas de equipos electrónicos, mismos que además ya se habían visto complicados en su fabricación debido a la escasez mundial de semiconductores. La situación se agrava por la crisis que enfrenta el país asiático con la deuda de Evergrande, uno de sus principales promotores inmobiliarios.

Si bien China es uno de los países más desarrollados tecnológicamente, India no se queda rezagado. Desde hace mucho tiempo tuvo la visión para impulsar su economía detonando inversión en el sector de las TIC, y eso le trajo grandes beneficios desde el inicio de la pandemia a finales de 2019, cuando el mundo tuvo que acelerar su digitalización para mantenerse cerca de sus ciudadanos y consumidores, y las cadenas de suministro tuvieron que apresurar su evolución para entrar en la nueva era de la ubicuidad económica. 

La tecnología es unos de los principales sectores afectados durante la pandemia; sin embargo, ha sido un ejemplo de la adopción de cambios radicales que han tenido que implementar empresas tecnológicas globales para ajustar las cadenas de suministro en cuanto a costos, calidad y entregas.

Pongamos atención en el sector tecnológico de India. Su evolución tecnológica nos arrastrará positivamente, y sus iniciativas de digitalización y economía digital basada en transacciones económicas sin billetes, sin bancos de por medio y en donde cada quien sea el tomador de decisiones de cómo guardar e invertir su propio dinero será en poco tiempo, nuestro día a día económico.

Námaste.