Meditación clave para inicios auspiciosos
Espacio mindfulness

Es escritora –cuatro libros publicados y dos en camino–, periodista, cantautora –más de 160 canciones–, experta en respiración, yoga y meditación. Dirige el Yomu Institute, es mamá de tres hijos y pionera en el arte de materializar ideas innovadoras. Es la creadora y fundadora del sistema Enciende tu corazón para inspirar la alegría en el despertar de la conciencia. Instagram: @cynthiazakofficial

Meditación clave para inicios auspiciosos
Al aplaudirte mueves los 38 puntos energéticos de alta vibración. Foto: Cynthia Zak

Cada órgano, tejido, músculo y glándulas del cuerpo tienen un nivel vibracional, ondas infrasónicas que no pueden ser captadas por el oído humano pero que emiten frecuencias poderosas todo el tiempo, interconectadas entre la respiración, el latido del corazón y la circulación de la sangre.

Al conocer esta sucesión de elementos de la cosmogonía interna, automaticamente cobro conciencia del poder de este mundo inconsciente que constituye el 90 por ciento de lo que soy y lo comienzo a iluminar.

Hoy que el calendario gregoriano indica año nuevo puedo alinearme con esta convención de tiempo y decidir reemplazar un pensamiento que se convierte en hábito por un ritual amoroso e iniciático para un ciclo conectado con la espiritualidad y la transformación.

La meditación de ovación o de aplauso de pie trae sutiles niveles de activación desde un nivel celular hasta la manifestación obvia de bienestar y liviandad que se siente en todo el cuerpo y en las emociones cuando me permito celebrarme.

No es un acto narcisista de admiración vacía sino una oración en movimiento que produce cambios hormonales sustanciales en el equilibrio del sistema nervioso autónomo, en el balance de ambas partes del cerebro, en el despertar de la  inteligencia del corazón y en el poder de realizar una ceremonia de altura con uno mismo.

Al aplaudirte te das cuenta que los ídolos a los que ovacionas son tan humanos  o tan sagrados como tú mismo.

Al aplaudirte mueves los 38 puntos energéticos de alta vibración que tienes en las palmas y en los dedos de las manos,  para desarrollar la memoria y la receptividad cognitiva de tu cerebro.

Cuando te ovacionas el beneficio se expande a todos los que te rodean ya que no es un acto egoísta de automatismo sin contexto sino una meditación en movimiento que te trae al momento presente y que te relaciona abierta y naturalmente con los demás seres sintientes.

Ovaciónate meditando así

-Toma un minuto tres veces al día

-Respira y cierra los ojos

-Aplaúdete sintiendo toda la mano, asegurate que los dedos están activos

-Incluye un pensamiento de alta vibración con tu motivación para aplaudirte

-Ahora comienza a ovacionarte y recuerda incorporar a los demás en tu intención altruista de bienestar.

-Termina el ciclo de un minuto observando que ha sucedido con el latido de tu corazón, tu respiración y tus emociones asociadas a la meditación del aplauso.

Aquí te dejo la letra de mi canción Ovaciónate y el link para que la uses durante tu práctica.

Ovaciónate

Ovaciónate

Apláudete

Apláudete

Cuelgate laureles

Ponte la medalla

Súbete en el podio

Abre el club de fans

Ovaciónate

Ovaciónate

Cuelgate laureles

Ponte la medalla

Súbete en el podio

Abre el club de fans

Aplausos de pie

Para tu ser

Ovaciónate

Ovaciónate

Aplausos de pie

Para tu ser

A los cuatro vientos déjalo saber

Comunicalo, 

Ponlo en red social

Es la hora de aplaudirte, 

Lo mereces todo

Ovación de pie

Reconocete, admirate

Aplausos de pie

Para tu ser

Para tu ser

Letra Cynthia Zak