Emilio Lozoya es exhibido en restaurante de Lomas de Chapultepec, CDMX
Las fotos que causaron polémica desde el fin de semana. Foto: Twitter @lumendoz

El exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) Emilio Lozoya fue captado en fotos comiendo en el restaurante Hunan, ubicado en la colonia Lomas de Chapultepec, en la Ciudad de México.

Las imágenes fueron difundidas por la periodista Lourdes Mendoza, quien tiene una demanda en su contra por daño moral en contra del exfuncionario peñista, que afirma son de su autoría.  

La columnista detalló que las fotos en las que Emilio Lozoya departe fueron tomadas este sábado por la noche.

En las imágenes aparecen Lorenza Guerra y su esposo Eduardo Molina, así como Doris Beckmann, hija de Juan Beckmann Vidal, propietario de la marca de tequila José Cuervo.

Emilio Lozoya está bajo proceso desde julio de 2020, luego de que fuera extraditado a México por el caso Odebrecht y Agronitrogenados. El exdirector de Pemex colabora con la Fiscalía General de la República (FGR) en las pesquisas de ambos casos, cuyas declaraciones han servido para abrir investigaciones en contra del excandidato presidencial Ricardo Anaya y su compañero de partido Jorge Luis Lavalle, quien sí está en prisión preventiva.

Pese a que estuvo prófugo por varios meses, Emilio Lozoya fue beneficiado con llevar su proceso en libertad y no tocó la cárcel ni a su llegada a México desde España, argumentando problemas de salud.

“El 10 de septiembre debió comparecer por la demanda por daño moral que le interpuse y no lo hizo argumentado ‘arraigo domiciliario’”, criticó la columnista en relación a la denuncia penal que interpuso el año pasado en contra de Lozoya Austin, luego de que se difundiera en medios de comunicación una versión de su declaración en la que señalaba cercanía de la periodista con el exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray.

Las fotos compartidas por la periodista muestran a Lorenza Guerra, Eduardo Molina y Doris Beckmann junto a Emilio Lozoya en una mesa del restaurante. En una secuencia de imágenes se observa como Lozoya se voltea al momento en el que se da cuenta que es fotografiado.

“Señala a gente inocente mientras el goza de la gran vida a la que está acostumbrado. El colmo del cinismo”, publicó la periodista.