Human Rights Watch: ‘Los abusos y ejecuciones extrajudiciales del Ejército continúan en México’
El Ejército ha incurrido en múltiples violaciones a derechos humanos, señaló Human Rights Watch. Foto: Secretaría de la Defensa Nacional.

La organización internacional Human Rights Watch (HRW) criticó que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha ampliado “considerablemente” el uso de las Fuerzas Armadas, a pesar de que el Ejército ha incurrido en graves violaciones a derechos humanos sin recibir una sanción.

“México ha dependido en gran medida de las Fuerzas Armadas para controlar el narcotráfico y la delincuencia organizada propiciando violaciones generalizadas de derechos humanos”, cuestionó HRW en un informe donde precisó que, entre el 2013 y el 2020, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) recibió 3 mil 799 denuncias relacionadas con abusos militares.

El informe, titulado América Latina: alarmante retroceso de libertades básicas, destacó que en julio del 2020 al menos 12 civiles fueron asesinados por elementos del Ejército. El video de esta supuesta ejecución extrajudicial fue publicado por un medio de comunicación nacional y, a pesar de que el caso es investigado por la policía militar, casi un año después del suceso todavía no había ninguna persona detenida.

En septiembre del 2021, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) admitió a otro medio de comunicación que 47 personas han muerto o resultado heridas durante operativos del Ejército en el actual sexenio. Las Fuerzas Armadas han indemnizado a las familias, pero no han sancionado a sus soldados ni han denunciado los hechos ante autoridades civiles para que éstas investiguen.

HRW no solo criticó al Ejército y las presuntas violaciones a derechos humanos que ha cometido en sus labores de seguridad. También cuestionó que esta dependencia cada vez tienen más actividades en el país, por ejemplo, la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles o su participación en la gestión de programas sociales.

“El presidente López Obrador ha ampliado considerablemente el ámbito en el que actúan las Fuerzas Armadas, al disponer su movilización para tareas de orden público, el control de aduanas y la migración irregular, la gestión de programas sociales y el desarrollo y la operación de megaproyectos”, destacó el documento que será dado a conocer hoy en un evento en redes sociales.

Por último, la organización internacional también criticó a la Guardia Nacional (GN), una institución conformada y entrenada por elementos del Ejército, quienes tienen la capacidad de efectuar detenciones, asegurar escenas del crimen y guardar evidencias. De acuerdo con cifras del gobierno federal, hasta noviembre del año pasado la GN tenía desplegados 99 mil 946 elementos en el país y contaba con 207 cuarteles construidos.

Falta de acceso a la justicia, un mal generalizado

HRW planteó en su nuevo informe un panorama desolador para México en materia de derechos humanos.

“Las violaciones de derechos humanos —incluyendo torturas, desapariciones forzadas, abusos contra migrantes, ejecuciones extrajudiciales, violencia de género y ataques contra periodistas independientes y defensores de derechos humanos— han continuado durante el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien asumió la presidencia en diciembre de 2018. Estos hechos suelen quedar impunes”, mencionó HRW.

Retomando datos del mismo gobierno federal y de organizaciones sociales en México, HRW refirió que solo el 5.2% de los delitos en nuestro país son resueltos. La corrupción, la falta de capacitación, la escasez de recursos y la complicidad de agentes del Ministerio Público con delincuentes son algunas de las causas de la impunidad.

“Es común que policías y agentes del Ministerio Público recurran a la tortura para obtener confesiones. La prisión preventiva es obligatoria para muchos delitos, lo cual viola estándares internacionales de derechos humanos. Las cárceles son insalubres y están hacinadas”, indicó la asociación internacional sobre el tema de justicia.

Desapariciones y agresiones contra periodistas y activistas

La desaparición de personas, así como las agresiones a periodistas y activistas, son otros problemas que persisten en México y que fueron abordados por HRW en su informe.

Sobre el primer tema, la organización señaló que “miles de personas desaparecen cada año en México. La policía, las Fuerzas Armadas y las organizaciones delictivas son responsables de numerosas desapariciones”.

Por la crisis de desapariciones, que según la Comisión Nacional de Búsqueda ha dejado más de 90 mil víctimas directas, en México han surgido 130 colectivos de búsqueda, grupos de familiares que se organizan para encontrar a sus seres queridos.

Las desapariciones aumentaron desde el 2006, pero al menos 23 mil personas han sido víctimas en los primeros tres años de gobierno de López Obrador. 

Igual de grave que las desapariciones, HRW narra la violencia que sufren periodistas y activistas en el país. La organización retoma datos de Artículo 19 para informar que en el 2020 los comunicadores vivieron 692 amenazas, ataques u otras formas de agresiones.

Además, entre enero y septiembre del 2021 se registró el asesinato de cinco periodistas y diez activistas. “Al igual que en el caso de los periodistas, los hechos de violencia contra defensores de derechos humanos casi nunca son investigados ni juzgados”, lamentó HRW.

Migrantes, víctimas de violaciones a derechos humanos

Las vulneraciones de derechos humanos no se limitan a los mexicanos y las mexicanas. HRW comentó que el gobierno federal ha participado “activamente” en políticas de migración abusivas de los Estados Unidos.

Destaca el programa “Quédate en México”, con el cual Estados Unidos ha enviado a 71 mil migrantes a nuestra frontera norte para que ahí esperen la resolución de su solicitud de asilo. Entre las personas retornadas hay familias enteras con niños y niñas, a quienes el gobierno mexicano no ofreció protección, trabajo, educación y atención sanitaria.

“El presidente ha colaborado con EE. UU. en políticas abusivas contra la migración, que incluyen la expulsión ilegal de migrantes y solicitantes de asilo en aviones y autobuses a América Central”, señaló la organización en su informe.

La violencia de género, los derechos de las personas discapacitadas, la mala atención de la pandemia de Covid-19, la discriminación contra la comunidad LGBT, la ausencia de una política medioambiental y la no intervención de México ante violaciones a derechos humanos ocurridas en otros países también fueron considerados un problema por HRW.

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales