Dolor de cabeza: todo lo que debes saber
De acuerdo con la OMS, más de mil millones de personas padecen dolor de cabeza en el mundo. Foto: Pexels

Aunque comunes, los dolores de cabeza se consideran entre las enfermedades menos diagnosticadas, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS). De acuerdo con cifras de la dependencia, afecta a más de mil millones de personas en el mundo; una de cada 5 mujeres, uno de cada 11 niños y uno de cada 16 hombres los padecen.

Según estudios realizados por la Clínica Mayo, existen más de una docena de tipos diferentes de trastornos por cefalea, nombre clínico del dolor de cabeza. Las jaquecas, migrañas y dolor de cabeza por medicamentos se encuentran entre los más comunes.

“Los ataques más tradicionales de la migraña se presentan durante toda la adultez y aunque el dolor relacionado con la migraña disminuye en los adultos mayores, las características propias de esta, como la sensibilidad a la luz y al sonido, la náusea, el vómito y el aura, son quizás más notorias”, afirma la doctora Amaal Starling, experta en el tema. 

De acuerdo con la especialista, las migrañas son trastornos primarios por cefalea que suelen ocurrir por un funcionamiento anormal del cerebro. A diferencia de otros trastornos parecidos, la migraña no suele estar relacionada con otras enfermedades graves. 

Estos trastornos primarios incluyen otros dolores de cabeza, ocasionados por tos, ejercicio extenuante, hambre, mala postura, ingesta de alcohol o algunos alimentos, entre los que se incluyen embutidos, café o chocolate e incluso por la actividad sexual.

“Otros trastornos primarios por cefalea que ocurren con frecuencia son, entre otros, la cefalea en racimos, cuyos ataques duran de semanas a meses y normalmente incluyen un dolor intenso en o alrededor del ojo por hasta tres horas, y la cefalea tensional que suele presentarse con dolor leve a moderado y es crónica”, detalla la Clínica Mayo. 

Aunque molestos, los expertos recomiendan no abusar de los analgésicos recomendados para el dolor de cabeza, pues su consumo excesivo puede provocar cefaleas por “efecto rebote”, el cual tiene su origen precisamente en el abuso de los medicamentos.

“Cuando alguien tiene ataques de migraña cuatro o más días al mes, es oportuno considerar un tratamiento preventivo; pero cuando alguien tiene ataques de migraña poco frecuentes, es más eficaz recibir un tratamiento específico cuando sea necesario que tomar analgésicos de venta libre, como ibuprofeno”, destaca Starling. 

Una alimentación saludable, periodos reducidos frente a la pantalla, ejercicios físicos adecuados y buena hidratación son un primer paso para gozar de una vida libre de dolores de cabeza.

“En general, recomiendo seguir una alimentación antiinflamatoria, como la dieta mediterránea, que incluye frutas, verduras, frutos secos y legumbres, así como ingerir alimentos ricos en magnesio y productos integrales, además de evitar tanto la comida procesada como el ayuno. 

“Recientemente salieron algunos datos que recomiendan consumir más ácidos grasos omega 3 a través de pescados grasos, como el salmón y las sardinas”, afirma la experta.