Trump rompe con Rudy Giuliani y ‘se niega a pagar’ los honorarios de su abogado
Rudy Giuliani, haciendo campaña en Arizona por su amigo y candidato republicano, Donald Trump. Foto Gage Skidmore/Flickr

Donald Trump se ha enemistado con su abogado personal, Rudy Giuliani , y se niega a pagar las facturas legales del exalcalde de Nueva York. De acuerdo con algunas versiones, el presidente se siente abandonado y frustrado en sus últimos días en el cargo.

Giuliani jugó un papel clave en los intentos fallidos de Trump de anular los resultados de las elecciones presidenciales de noviembre a través de los tribunales. El abogado montó desafíos legales espurios, viajó a estados con márgenes cerrados que ganó Joe Biden, y difundió afirmaciones falsas de manipulaciones en la elección.

De acuerdo con el Washington Post, las relaciones entre Trump y Giuliani se han enfriado drásticamente. Trump ha dado instrucciones a su staff para que no se paguen los honorarios pendientes de Giuliani. Según informes, el presidente está ofendido por la exigencia de Giuliani de 20,000 dólares al día, una cifra que el abogado niega, pero que aparentemente está por escrito. Incluso se les ha dicho a los funcionarios de la Casa Blanca que no atiendan ninguna de las llamadas de Giuliani.

También lee: Lo que sigue en el juicio político a Donald Trump por el Congreso de EU

Al comentar sobre esta situación, Ken Frydman, quien trabajó como secretario de prensa de Giuliani en la década de 1990, dijo: “Acuéstate con perros. Despierta con pulgas y sin 20,000 dólares al día”.

La aparente ruptura con Giuliani, uno de los partidarios más leales y aduladores de Trump, se suma a la sensación de aislamiento y traición del presidente, sugieren sus asistentes.

Según estas versiones, Trump está descontento de que los miembros de su círculo íntimo no hayan podido defenderlo después del ataque mortal de la semana pasada contra el Capitolio de Estados Unidos por parte de una turba de sus partidarios. Muchos han guardado silencio luego de la votación del miércoles en la Cámara de Representantes para hacer juicio político a Trump por segunda vez.

También lee: ¿Trump planea perdonarse a sí mismo y a su familia?

Algunos de quienes han reculado son, supuestamente, la secretaria de prensa de Trump, Kayleigh McEnany, su yerno y asesor, Jared Kushner, y su jefe de staff, Mark Meadows, responsable de complacer la creencia de Trump de que la elección fue manipulada.

“El presidente está bastante agitado”, dijo al Post un alto funcionario de la administración. “No hay nadie (defendiéndolo) allá afuera”.

La negativa de Trump a pagar las facturas de Giuliani es otro golpe para el exfiscal federal. Giuliani está en el ojo del huracán por su supuesto papel en incitar a los partidarios de Trump a asaltar el Capitolio.

Al hablar en el mitin de Trump Save America la semana pasada en Washington, Giuliani dijo: “Estoy dispuesto a poner en juego mi reputación, el presidente está dispuesto a poner en juego su reputación, por el hecho de que vamos a encontrar la crímenes allí”. Añadió intencionadamente: “Vayamos a juicio por hacer combate”.

También lee: Rudy Giuliani: de héroe del 9-11 a general de la última batalla

Michael Sherwin, el fiscal estadounidense interino de Washington DC, investiga el motín. Dijo que tiene en la mira a numerosos participantes, incluyendo a quienes instigaron la invasión del Capitolio, una categoría que podría implicar a Trump y Giuliani.

Un grupo de excolegas de Giuliani de su época como fiscal federal de Manhattan lo culpa directamente por el caos posterior al mitin. “Fue escandaloso y totalmente desalentador haber visto a uno de nuestros antiguos colegas participar con esa conducta”, escribieron. También enfrenta una denuncia de inhabilitación en Nueva York .

La semana pasada, Trump ha sufrido una serie de retrocesos dañinos. Los miembros del gabinete han renunciado, las corporaciones han cortado los vínculos con la organización Trump y la Asociación de Golfistas Profesionales de EU canceló un acuerdo para celebrar su campeonato el próximo año en el campo de Trump en Nueva Jersey. Su banco de toda la vida, Deutsche, ha dicho que ya no lo quiere como cliente.

Según reportes, Trump está más aislado que nunca. La Casa Blanca tiene poco personal y quienes van a trabajar allí evitan deliberadamente la Oficina Oval, informó el Post.

La ruptura con el presidente puede hundir las esperanzas persistentes de Guiliani de recibir un indulto presidencial. El año pasado, Giuliani sostuvo conversaciones con Trump sobre recibir una amnistía por su trabajo en nombre del presidente en Ucrania. Se han presentado cargos penales por donaciones de campaña ilegales contra dos asociados de Giuliani, Lev Parnas e Igor Fruman. El trío trabajó para tratar de echar tierra a Biden y su hijo Hunter.

Información adicional de Martin Pengelly.