La-Lista de puntos a seguir en el juicio político a Trump en el Senado de EU
El representante demócrata Jamie Raskin lidera a sus colegas en la solicitud de juicio político a Donald Trump. Foto: AFP

La Cámara de Representantes entregó el lunes al Senado un artículo de juicio político contra Donald Trump, la primera vez en la historia que un presidente estadounidense enfrentará un segundo impeachment.

Aunque Trump ya no está en el cargo, el juicio continuará en febrero. Si es declarado culpable, se le podría prohibir a Trump volver a ocupar un cargo público, lo que supondría un golpe terminal a cualquier esperanza que pueda tener de postularse nuevamente en 2024.

La acusación tiene su origen en el discurso incendiario del expresidente ante una turba enfurecida antes de que asaltara el Capitolio de los Estados Unidos en Washington el 6 de enero, y así se desarrollará en una de las cámaras saqueadas por sus partidarios.

También lee: Legisladores de EU alistan juicio político a Trump por incitar a la insurrección

Esto es lo que sabemos hasta ahora sobre el proceso histórico:

¿Qué pasó el lunes?

Nueve líderes demócratas para el juicio político llevaron el artículo de juicio político, el cargo de incitación presentado y aprobado por la Cámara, al Senado en una pequeña procesión formal a través del National Statuary Hall, donde hace solo unas semanas los alborotadores desfilaron ondeando banderas de Trump. En el Senado, Jamie Raskin, un demócrata de Maryland y director principal del juicio político, leyó el artículo de impeachment en el piso de la cámara.

¿Qué sigue?

Tradicionalmente, el juicio comenzaría casi inmediatamente después de recibir el artículo de acusación. Pero los líderes del Senado acordaron un retraso de dos semanas, dando tiempo a que Joe Biden instale su gabinete y comience a perseguir una agenda legislativa.

Según el acuerdo alcanzado por Chuck Schumer, el líder de la mayoría, y Mitch McConnell, el líder republicano, el equipo del presidente y los líderes de la Cámara tendrán hasta la semana del 8 de febrero para redactar e intercambiar informes legales escritos.

El equipo legal de Trump debe enviar una respuesta al artículo antes del 2 de febrero, el mismo día en que los líderes del impeachment de la Cámara deben proporcionar su informe previo al juicio. La audiencia previa al juicio de Trump tiene de plazo el 8 de febrero y la Cámara tendrá hasta el 9 de febrero para una refutación, lo que permitirá que comience el juicio.

¿Cuál es el cargo?

Trump está acusado de “incitar a la violencia contra el gobierno de Estados Unidos”, por sus declaraciones en un mitin previo a que sus partidarios lanzaran el atentado al Capitolio en el que murieron cinco personas. La Cámara acusó a Trump por “delitos graves y faltas” el 13 de enero, exactamente una semana después del asedio. La votación final fue de 232 contra 197, con 10 republicanos uniéndose a los demócratas.

También lee:‘Gondor no tiene rey’: una demanda a favor de Trump cita al ‘Señor de los Anillos’

¿Se llamarán testigos?

Eso aún no se sabe. En el primer juicio político de Trump, por presiones a Ucrania para hallar cosas turbias sobre sus rivales políticos, el Senado controlado por los republicanos se negó a llamar a testigos. Ahora el Senado está en manos demócratas, pero muchos en el partido esperan un juicio rápido para no distraer la atención de las primeras semanas de Biden en la Casa Blanca. Algunos demócratas han dicho que no esperan llamar a testigos, dado que los mismos legisladores fueron testigos y fueron víctimas del ataque al Capitolio.

¿Quién dirige el juicio?

El presidente de la Suprema Corte, John Roberts, supervisó el primer juicio de Trump en febrero de 2020. Sin embargo, la constitución solo estipula que el presidente de la corte debe presidir el juicio de un presidente actual, lo que divide a los académicos sobre quién debe dirigir la cámara durante el procedimiento esta vez. Si Roberts se niega a presidir, la tarea probablemente recaería en la presidenta del Senado: Kamala Harris, la vicepresidenta. En caso de que ella prefiriera no involucrarse en el proceso, que coincide con sus primeras semanas en su nuevo trabajo, el trabajo podría recaer en Patrick Leahy, senador demócrata de Vermont y presidente pro tempore del Senado, cargo que se decide por antigüedad.

¿Cuánto durará la prueba?

Eso tampoco se sabe todavía, pero se espera que sea mucho más rápido que el último juicio político, tal vez en cuestión de días, no de semanas.

También lee: Florida, el refugio de ‘viejitos’ y nuevo hogar de Donald Trump

¿Cuáles son las posibilidades de que los republicanos voten para condenar?

Se necesita una mayoría de dos tercios del Senado para condenar a Trump. Al igual que en su primer juicio político, muchos republicanos lo ven como poco probable. Solo Mitt Romney se atrevió a romper filas la última vez y, aunque se espera que más lo hagan esta vez, se necesitarían 17 republicanos que se unieran a los 50 demócratas para condenarlos. Sin embargo, la ambivalencia pública de McConnell sobre su propio voto ha llevado a algunas especulaciones de que si apoya  la condena podría proporcionar cobertura para más deserciones.

Si Trump es condenado, ¿qué pasa después?

Si Trump es condenado, no habrá consecuencias inmediatas pues ya dejó el cargo. Sin embargo, los legisladores podrían realizar otra votación para evitar que se presente nuevamente. Se necesitaría una mayoría simple para impedirle que ocupe “cualquier cargo de honor, confianza o por lucro en Estados Unidos”, bloqueando una eventual carrera en la Casa Blanca en 2024.