Humor a la mexicana: risas, discusiones y lágrimas

Comunicólogo y maestrante en Diseño de Información. Hago investigación académica sobre productos comunicativos como los cómics, los memes y los medios digitales para explorar sus capacidades para compartir historias de interés público. Reseño cómics quincenalmente en LaCovacha.mx.
Twitter: @RAxelAlonso

Humor a la mexicana: risas, discusiones y lágrimas
Foto: Pinho / Unsplash.

La televisión cómica mexicana, pese a las críticas de varios sectores, ha marcado –a través de referencias y tropos– a generaciones de espectadores de televisión en México y el mundo. En semanas recientes varias noticias llamaron mi atención por las distintas emociones en medios tradicionales y en las nubes digitales que generaron en torno a varios personajes de la televisión mexicana.

Lo primero fue una serie de comentarios del standupero Carlos Ballarta acerca del humor y la figura de Chespirito en el contexto del debate sobre la función de la comedia para hablar de problemas sociales, en el programa de YouTube Versión Extendida. Frases de Ballarta como “Chespirito es de las peores cosas que le ha pasado a la comedia mexicana” causaron discusiones en medios y llevaron al video a ser el más visto de su canal (más de 90 mil reproducciones). Coincidentemente, unos días después, la empresa de videojuegos Epic Games anunció en sus redes sociales que el 2 de noviembre liberaría una serie de atuendos y aditamentos de combate inspirados en El Chapulín Colorado dentro del popular juego de disparos Fortnite.

Ambas noticias sirvieron para comentar nuestro sentir hacia uno de los productos mediáticos mexicanos más conocidos mundialmente. Porque, sin dejar de ser obra de un hombre controversial, El Chapulín Colorado ha tenido una fuerte influencia incluso fuera del habla hispana, de parodias en Los Simpson a tributos como la superheroína Locust, integrante del equipo Champions de la editorial estadounidense Marvel Comics y creada por el dibujante Humberto Ramos.

Llama la atención la entrevista en la que Chespirito dice que no considera a Superman como un verdadero héroe porque no siente miedo a diferencia de su creación, El Chapulín. Sin quitarle méritos al Chapulín, Superman –aunque aparentemente omnipotente– siente miedo de perder a sus seres queridos y de fallarle al mundo que lo adoptó. Usando el criterio del heroísmo y el miedo cuento lo siguiente: Chespirito y su elenco viajaron a Chile en 1977, con facilidades de la dictadura de Augusto Pinochet, para actuar en un estadio usado como campo de detenidos; por otro lado, en 1987, Chistopher Reeve, el Superman de la película del 78, llegó a ese país a pedir seguridad para 77 artistas amenazados por el régimen, y un año después participó en la campaña para destituir a Pinochet. ¿Cuál de los dos intérpretes sintió más miedo en sus viajes? Independientemente de eso, no deja de llamar la atención que ya puedes pelear usando a cualquiera de los dos personajes en Fortnite.

Para terminar, también quiero mencionar brevemente el tema del sensible fallecimiento de Octavio Ocaña, quien interpretó a Benito en la serie Vecinos. El hecho conmovió profundamente a familiares, compañeros, seres queridos y público de la serie que lo hizo famoso, lo que ha resultado en tributos emotivos como videos, memes o anécdotas, pero también a noticias falsas. Es importante escuchar las versiones oficiales sin dejar de contrastarlas adecuadamente y pedir transparencia en un caso tan trágico.

Como podemos ver, las comedias de la televisión abierta cuentan más de lo que aparentan; es importante no menospreciarlas solo por su origen, sin dejar de ser críticos con sus prácticas más cuestionables. Se trata de mantener la conversación, ya que los medios digitales nos permiten reinterpretar y responder a estos productos a través de memes, fanfics o obras originales. Lo importante es no dejar de crear ni de hacer reír.